Euroliga Jornada 02: Anadolu Efes 80 Real Madrid 103

Emir Yabusele

El Real Madrid atropella a Anadolu Efes tras un golpe en la mesa de Guerschon Yabusele que termina con 39 de valoración en 26 minutos de juego. Partido muy completo del equipo de Chus Mateo que no acusa el esfuerzo del martes contra Dallas Mavericks. Causeur, Campazzo, Hezonja y Poirier suman más de 10 puntos el mismo día que debutaron Tavares y Deck. Es la octava victoria consecutiva del Real Madrid.

El baloncesto es caprichoso. Todo lo que llega a nuestros ojos lo perfilamos como constante y al acabar el partido, gestionamos nuestras emociones en afirmaciones algo descabelladas. Pero no por ello debemos negar la evidencia del gran momento por el que está pasando el Real Madrid en este inicio de temporada. Siete victorias en siete partidos, a la que hay que sumar la del pasado martes ante los Dallas Mavericks de Luka Doncic. Claro que el resultado es importante pero el juego hasta llegar a la victoria posiciona al equipo de Chus Mateo como uno de los equipos más en forma de Europa. Y anoche tendría otra prueba más para demostrarlo. El nuevo Anadolu Efes de Erdem Can y el Sinan Erdem de Estambul sería una prueba de juego para medir las fuerzas del Real Madrid que recuperaba de una tacada tanto a Edy Tavares como a Gabriel Deck para jugar sus primeros minutos en temporada regular. Rudy Fernández e Ismaila Diagne se quedaron en Madrid afortunadamente sin problema físico reseñable. La contradicción continuaba, no era importante tanto el resultado como la imagen ofrecida.

Publicidad
Clorín

Porque en pleno mes de octubre una victoria acerca más a un objetivo, mientras que el buen juego cala en la confianza de los jugadores. Facundo Campazzo en el base, con Fabien Causeur y Dzanan Musa como aleros y Guerschon Yabusele con Edy Tavares en la pintura, fue el quinteto inicial del Real Madrid para el partido ante Anadolu Efes. Pocos minutos necesitó el Real Madrid para darnos la respuesta a su involucración en el partido con un 5-14 en 3, 30 min y posteriormente con un 9-17 en el minuto 5 de partido todos ellos liderados por Guerschon Yabusele. Y es que el pívot francés realizó un primer cuarto espectacular habiendo anotado 12 de los 17 puntos anotados por el equipo blanco en solo 5 minutos de juego. Ni siquiera la presencia de Shane Larkin, Darius Thompson ni Will Clyburn hizo reaccionar a Anadolu Efes en un primer cuarto impecable del Real Madrid que dejaba un serio aviso con el 9-26 en el minuto 7 de partido con un alto porcentaje en el tiro y una defensa demoledora. Pero Anadolu Efes será peor equipo pero sigue teniendo la esencia de doble campeón en 2021 y 2022 y lo demostró en apenas dos minutos desarbolando a su rival con un parcial de 15-0 en dos minutos para cerrar el primer cuarto con un igualado 24-26 para el Real Madrid. Un cuarto que saltó por los aires el buen inicio del Real Madrid que había anotado 26 puntos en 8 minutos pero recibido 15 en solo 2 con un excelso Rodrigue Beaubois con 8 puntos consecutivos. Esos 2 últimos minutos pesaron más que la excelencia mostrada por el Real Madrid en el amanecer del partido que tuvo en Guerschon Yabusele a su estandarte ofensivo con 16 puntos 5 rebotes y 24 de valoración.

Pero las 5 pérdidas de balón – tres en esos dos últimos minutos – provocaba una desconexión absoluta del juego del conjunto de Chus Mateo que hizo encender las alarmas de un partido que pareció estar bien controlado. Y lo más peligroso fue meter de nuevo en dinámica a Anadolu Efes que aprovechaba la presencia de sus jugadores bajitos para encontrar la zona madridista más pronto que tarde y encontrar buenas acciones de lanzamiento. Pero el Real Madrid se fue despertando poco a poco de esa modorra de los últimos minutos y le dio paso al talento de Facundo Campazzo para que, en primera persona, iniciase la reacción con un parcial de 1-10 en dos minutos roto por una canasta de Derek Willis para el 34-41 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido. Exactamente, el Real Madrid podría tener problemas en su defensa durante la primera parte más aún tras la reacción de Anadolu Efes, pero su ataque seguía siendo una bomba de relojería con 41 puntos anotados fuera de casa, en Euroliga, y con apenas 15 minutos de juego. Debemos reconocer que el Real Madrid seguía en racha triplista que tan buen resultado le dio el pasado domingo en la victoria ante Basquet Girona. Entonces fueron 16 triples (46%) anotados por los blancos y en la tarde de ayer sumaban 9 solo al descanso. Encima el Real Madrid se aprovechaba del excelente momento de forma de Vincent Poirier que daba el merecido descanso a Tavares y volver a dotar a su equipo de un descomunal 4-10 de parcial para devolver al Real Madrid a una ventaja superior a los 10 puntos. Y es que los blancos no solo solventaron el intento de amontonamiento de Anadolu Efes sino que volvió a darle de su medicina para llegar al descanso con un claro 41-55 para el Real Madrid. 55 puntos al descanso, con 50% en tiros de campo y ya 9 triples anotados. Además, el equipo dominaba el rebote y dejaba a Anadolu Efes con un pobre 42% en tiros de campo.

La contundencia en el marcador y la excelencia en el juego, prometían una noche feliz en Turquía donde hacía 5 encuentros que los blancos no sacaban algo positivo de la ciudad más importante del país otomano. El juego lo antepuso Yabusele con sus 16 puntos en el primer cuarto y Facundo Campazzo con 11 tantos en el segundo. Pero sin olvidar los 8 puntos y 5 rebotes de Hezonja, los 7 puntos y 2 rebotes de Causeur mientras que Edy Tavares, Gabriel Deck y Dzanan Musa solo aportaban 4 de los 55 puntos anotados por su equipo. Mas allá de conformarse con lo visto hasta ese momento, el Real Madrid quiso seguir aprovechándose de su buena fortuna anotando otros 10 puntos en solo tres minutos del tercer cuarto. Habíamos llegado a la conclusión de que anoche el Real Madrid era imparable puesto que cada ataque madridista sacaba algo positivo y destrozar las ilusiones turcas en apenas 5 minutos con el 48-69 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Y es que fue cuando apareció Dzanan Musa a los mandos que aportaba 6 puntos casi consecutivos y por supuesto, Fabien Causeur. Y es que fue llegar a la veintena de diferencia cuando el bretón decidió mostrar sus mejores armas del partido para anotar 8 puntos en este cuarto y contribuir a la fiesta anotadora del Real Madrid que anotaba 25 puntos en este cuarto y cerraba el tercer cuarto con un increíble 60-80 para el Real Madrid. Un cuarto perfecto que dejaba el partido prácticamente cerrado con un 53% en tiros de campo del Real Madrid y un 48% en triples además de perder solo 2 balones desde el primer cuarto.

Un verdadero vendaval, un ciclón o una tormenta pasaba por los interiores del Sinan Erdem de Estambul que tantas alegrías había visto de Anadolu Efes en los últimos cinco años pero que anoche tuvo que aguantar las embestidas del Real Madrid lideradas por Gueschon Yabusele que solo necesitó de 26 minutos para anotar 22 puntos coger 8 rebotes dar 4 asistencias para conseguir 39 de valoración en su mejor partido como madridista. Solo Darius Thompson y Rodrgiue Beaubois – 39 de los 80 puntos de su equipo – limpiaron la imagen de Anadolu Efes en el partido donde volvieron a encontrar acierto hasta el 70-85 del minuto 34, pero los puntos de Poirier (12) los 8 rebotes de Hezonja y las 10 asistencias de Campazzo decidieron enterrar el partido más completo hasta la fecha del Real Madrid que superaba los 100 puntos hasta el 80-103 definitivo para conquistar la octava victoria consecutiva. Tras los numerazos de Yabusele con 39 de valoración, Facundo Campazzo coqueteó con el triple doble con 15 puntos 6 rebotes y 10 asistencias. Gran partido también de Fabien Causeur con 18 puntos y 19 de valoración y de Mario Hezonja con 14 puntos y 8 rebotes. Que sí, que estamos en principio de temporada, desde aquí no vamos a enjuiciar nunca el resto de la temporada en base a los resultados habidos hasta ahora, pero es digno de reconocer que, tras el partido de anoche en Estambul, el Real Madrid está en un momento sublime de juego.

Scroll al inicio
Ir al contenido