Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Lloviendo Triples
Liga Endesa Jornada 33ª Valencia Basket 99 Real Madrid 93

Lloviendo Triples

Gracias a un soberano 15/21 en triples, el Valencia Basket doblegó al Real Madrid que trabajó durante todo el partido pero que flaqueó en algunos minutos en su defensa, siendo aprovechada por el gran acierto levantino. La derrota provoca que Unicaja Málaga acceda al primer puesto de la clasificación y dependa de sí mismo acabar ahí el próximo domingo. El Real Madrid recibe 99 puntos pese a sus 9 robos, 10 pérdidas y 4 tapones. Grave lesión de Gabriel Deck que ha podido perderse lo que queda de temporada.

Se acaba la Liga Endesa con dos partidos en apenas 48 horas. Y el calendario quiso que el Real Madrid tuviese doble duelo contra equipos de Euroliga como son Valencia Basket y Baskonia. Y si el Real Madrid quiere terminar la liga regular como primero, debe de realizar al menos los mismos resultados que consiga el Unicaja Málaga. Esa es la pelea de un Real Madrid que ya sabe que su cruce de cuartos de final, comenzará el miércoles 15 de mayo en el WiZink Center. Pero antes de todo esto, el Real Madrid defendía su liderato 27-5 contra un Valencia Basket que luchaba por llegar a la ventaja de campo en el Playoff con otros cuatro equipos que sumaban 20-12, a una victoria del FC Barcelona (3º) y a dos victorias del octavo lugar. Todo muy apretado que hacía difícil la gesta madridista de derrotar a uno de los gallitos de la competición, a pesar de la gran racha del Real Madrid que llegaba a Valencia con 8 victorias consecutivas y demostrando un gran nivel físico que le sirvió para vencer a un muy buen Coviran Granada el pasado domingo con 94 puntos y 135 créditos de valoración.

Publicidad
Clorín

La cosa se complicaba de inicio tras la victoria de Unicaja Málaga en el Palau ante el FC Barcelona que obligaba ganar al Real Madrid en Valencia si querría seguir dependiendo de sí mismo para cerrar el liderato de la Liga Endesa. Con la baja de Fabien Causeur, el Real Madrid se presentaba en Valencia con Facundo Campazzo, Sergio Llull, Mario Hezonja, Guerschon Yabusele y Edy Tavares en el quinteto inicial. Buen comienzo del Real Madrid que empieza como un tiro con 10 puntos anotados en menos de cinco minutos y con un sensacional Edy Tavares logrando dos tapones en los primeros minutos de partido. Pero Valencia Basket reaccionaba a través de su tiro exterior que le aportó un 10-0 de parcial para comenzar con la remontada hasta el 15-10 para Valencia Basket en el minuto 6 de partido. Y es que el acierto exterior de Valencia Basket iba a ser vital para el desarrollo del partido, aunque fuese Sergio Llull quien apareciese para liderar a los blancos anotando 11 puntos en el primer cuarto con 2/4 en triples. Pero el menorquín fue eclipsado en una de sus canchas fetiche porque el acierto exterior se lo llevó Valencia Basket con un impresionante 5/5 en el triple en el primer cuarto. Algo que dejó en ridículo el 4/10 en triples del Real Madrid que pese a ello daba buenas réplicas al juego levantino en un primer cuarto muy anotador que acabó 28-27 para Valencia Basket. Si no lo veo, no lo creo. Valencia Basket ganaba el partido pese a tener peor porcentaje de acierto que el Real Madrid. Un 53% por parte de los valencianos por el 63% del Real Madrid que había competido de igual, pero que su 100% de acierto residía en el 6/6 en el tiro de dos puntos.

Increíble la efectividad de Valencia Basket, con un 5/5 en titos libres, 5/5 en triples, pero un 4/12 en tiros de dos. Contrario al Real Madrid que manejaba un 6/6 en tiros de dos, pero un 4/10 en triples y un 3/5 en tiros libres que, viendo como se manejaba el partido, también podría ser determinante. Y tanto si lo fue. Sobre todo porque nada podría hacer pensar que Valencia Basket pudiese manejar semejante acierto desde el triple durante todo el partido. Y mientras esperábamos el desenlace del acierto exterior de Valencia Basket, el segundo cuarto se movió al ritmo que marcaba el cuadro de Xavier Albert y que condenó al Real Madrid que inició de buenas maneras el cuarto pero que terminó cayendo en la desesperación hacia el final de este. Porque el Real Madrid continuaba con su azote anotador con otros 10 puntos en menos de cuatro minutos, pero inexplicablemente apenas vencía 34-37 en el minuto 14 de partido, justo cuando llegaba la primera canasta en juego de Valencia Basket. Porque antes, todos sus puntos llegaron desde el tiro libre. Y es que no suele ser normal que un equipo lance hasta 12 tiros libres en un segundo cuarto, mientras que el Real Madrid tuvo su particular desangrado en el tiro en zona con un 2/10. Algo impensable en un equipo con tanta mordiente interior que ahora se mantenía gracias a sus 5 triples en otro cuarto donde los blancos se esforzaron en defensa con 11 rebotes, 5 ofensivos, y 3 recuperaciones. Pero los ya comentados 12 tiros libres recibidos tras 7 faltas y el mantenimiento en el acierto exterior de Valencia Basket, dejaba un resultado muy apretado con el 47-49 para el Real Madrid al descanso. Ahora ninguno de los dos equipos llegaba al 40% de acierto. En clave Real Madrid, hubo buena defensa ya que solo permitió 5 canastas en juego, pero en cambio, 8 tiros libres anotados.

Y en la ofensiva, pese a los 49 puntos anotados, el descenso anotador del equipo hacía presagiar problemas en la segunda parte. La dureza, siempre deportiva, que utilizaba Valencia Basket le aseguraba continuar en la pelea por un partido que el Real Madrid no tenía controlado. Además en la segunda parte Valencia Basket volvió a hacer uso de su arma letal anoche. Y es que volvió a conseguir un 66% en triples en el tercer cuarto que volvía a provocar otra dosis de esfuerzo ofensiva de un Real Madrid incapaz de detener a los tiradores levantinos en todo el partido. Valgan los cinco puntos consecutivos de Mario Hezonja para devolverle la ventaja en el marcador al Real Madrid, hasta que un rebote ofensivo terminaría en canasta de Jaime Pradilla para el 61-61 en el minuto 25 de partido. Exactamente, parcial de 14-12 para Valencia Basket en el inicio del tercer cuarto donde Valencia Basket a su fantástico acierto en el triple, sumaba ahora cuatro rebotes ofensivos, los mismos que lograron en toda la primera mitad. Quizá viendo este partido de Valencia Basket podamos concluir, como derrotar al Real Madrid que siguió compitiendo con las armas que su acierto le dejaron. Cada vez que los blancos anotaban una trabajada canasta, Valencia Basket respondía con un triple o una acción con rebote ofensivo provocando solo 7 rechaces del Real Madrid, solo tres en su propio aro. Valencia Basket exprimió al máximo al Real Madrid azotando desde el triple pero también siendo mejor en el interior y se llevaría el cuarto con otros 28 puntos anotados para el definitivo 75-72 para Valencia Basket que acabó con un 4/6 en triples y porque falló el último sobre la bocina.

Fue un tercer cuarto muy extraño, donde se debe meter el bisturí para entender como el Real Madrid anota 23 puntos con un 43% en tiros libres, pero con 2 asistencias y 7 rebotes, siendo 4 de manera ofensiva. Difícil explicación de no ser porque Mario Hezonja y Edy Tavares fueron los verdaderos protagonistas del mismo. Porque del partido, lo era el triple. Díganselo al 71% de acierto de Valencia Basket que sumaba 45 de sus 75 puntos entre el triple y el tiro libre, sabiendo esconder su 15/35 en tiros de dos. Y precisamente el tiro de dos, fue el autentico viacrucis levantino que hizo del último periodo una guerra física donde en menos de tres minutos ya habían cometido las cinco faltas. Y el acierto llegó a su fin con el 78-78 en el minuto 34, justo después del preocupante esguince de rodilla de Gabriel Deck que dejó la cancha con gestos muy preocupantes para su futuro más próximo. Pero eso no fue excusa para el parcial de 17-9 en 4 minutos con 5/5 en triples de Valencia Basket, que ayudó a solventar el partido con el definitivo 99-93 para Valencia Basket que rompe la imbatibilidad madridista tras 8 encuentros y mete a los valencianos en la lucha por la tercera posición final de la Liga Endesa. El Real Madrid perdió con 93 puntos anotados 36 rebotes, 14 ofensivos, 18 asistencias, 103 de valoración y solo una pérdida en la segunda parte, pero la derrota es merecida, porque su rival logró 99 puntos con un 50% en tiros de campo y un increíble 15/21 en triples donde es muy difícil llegar seas el equipo que seas. Mañana domingo, el Real Madrid cerrará la liga regular de la Liga Endesa contra Baskonia, si quiere ser primero deberá ganar y esperar una derrota de Unicaja ante Zunder Palencia, sino, será segundo.

Scroll al inicio
Ir al contenido