Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Recuperando Hábitos
Liga Endesa Jornada 28: Real Madrid 90 Basquet Girona 79

Recuperando Hábitos

Tras tres derrotas consecutivas, el Real Madrid recuperó sensaciones realizando un buen partido contra Basquet Girona con 89 puntos 39 rebotes 24 asistencias y 114 de valoración. Buen partido de Yabusele con 15 puntos, de Musa con 13 puntos y de Edy Tavares con 7 puntos 7 rebotes y 3 asistencias. Mención especial para los 12 puntos 8 rebotes y 20 de valoración de Anthony Randolph. Los blancos continuan terceros a una victoria de los dos líderes.

Las temporadas en el baloncesto son demasiado largas, aunque no aburridas, porque suelen estar llenas de partidos en los equipos élite. Y en cada partido suceden noticias y cada día, semana y hasta mes, las especulaciones del presente a lo que pasará en el futuro, suelen ser más habituales. El Real Madrid volvía a jugar en Liga Endesa tras haber cosechado su tercera derrota consecutiva – dos en Liga Nacional – el pasado domingo en el clásico liguero. Dicha derrota provocó el descenso de los blancos del primero al tercer puesto y ya os podéis imaginar la cantidad de adjetivos para el entrenador y para los jugadores. Nada diferente a años anteriores en las mismas fechas que las actuales, aunque con entrenadores distintos. El Real Madrid recibió anoche al Basquet Girona de nuestro idolatrado Marc Gasol que se llevó una merecida ovación de todo el WiZink Center. El conjunto catalán ocupa una cómoda 14ª posición con 9-18 de balance, tres victorias más que el descenso. La gran noticia en el Real Madrid venía dada por la recuperación de los jugadores lesionados que ya reaparecieron en Barcelona, como Nigel Williams-Goss y Sergio Llull.

Publicidad
Clorín

Y anoche sí dispusieron de minutos de calidad, con 20 minutos del americano y 18 minutos para el capitán madridista. También volvía Rudy Fernández y se quedaban fuera Gabriel Deck y Mario Hezonja. Chus Mateo colocaba de inicio a Nigel Williams-Goss de base con Fabien Causeur y Alberto Abalde de aleros y Petr Cornelie con Edy Tavares trabajando en la pintura. El Real Madrid salió con ganas con un parcial de 8-0 en dos minutos con un sensacional Tavares que ya había aportado 2 puntos y 2 tapones, además de dos recuperaciones ya del equipo madridista. Toda esa aportación defensiva se vio reflejada en el buen inicio de los blancos que se escapaban en el marcador 14-6 en el minuto 5 de partido. Encima los jugadores de Chus Mateo supieron pasar el balón con hasta 6 anotadores diferentes y 5 asistencias en el primer cuarto. Buscaba la remontada Basquet Girona con un 0-5 de parcial pero que fue insuficiente al terminar el cuarto con un 5/18 en tiros de campo y que provocó un nuevo estirón madridista con cinco puntos seguidos de Dzanan Musa en tres minutos para cerrar el primer cuarto con ventaja 19-11 para el Real Madrid. Los blancos lograron su mini objetivo, anotar un 57% en tiros de campo, con un 71% en tiros de dos, dejar a su rival en 28% de acierto y conseguir finalmente 10 rebotes 5 asistencias y 3 tapones para cerrar su aro a diferencia de partidos anteriores.

Lógicamente lo más importante era ir ganando y cogiendo confianza, pero la temporada está llena de partidos intrascendentes, gracias sobretodo a haber conseguido los objetivos antes de finalizar la liga regular, y en ellos se puede probar y arreglar situaciones comprometidas que no se deben repetir en partidos de Playoffs. Lo que sí se repitió en el segundo cuarto, fue un clínic de baloncesto de dos campeones del mundo como Marc Gasol (7 puntos sin fallo) y Quino Colom (6) que acercaron a Basquet Girona con un parcial de 0-7 en 90 segundos que obligó a Chus Mateo a pedir tiempo muerto y con la posibilidad de avivar fantasmas. Y fue algo inesperado que, sin Tavares y sin Poirier (lesionado), el Real Madrid empezase a encontrar un filón desde el triple abandonando la pintura en este segundo cuarto donde los blancos realizaron un escaso 1/4 en tiros de dos. La canasta de Dzanan Musa que colocaba el 30-25 para el Real Madrid en el minuto 15 y que fue la única canasta blanca que se vio en la zona durante el segundo cuarto porque en dicho periodo, se observó un auténtico concurso de triples. Y nada menos que 7 triples anotó el Real Madrid (3 de Rudy Fernández, 2 de Sergio Rodríguez, Randolph y Yabusele) de 13 intentos para hacerle frente al conjunto gerundense que encontró un fantástico 50% en tiros de campo y 21 puntos anotados en una nueva y discutible mala defensa madridista. Y es que fueron los triples los que ayudaron a los blancos a llevarse el segundo parcial con 9 puntos de Rudy que llevaron el partido al descanso con un claro 44-32 para el Real Madrid. 52% en tiros de campo, 50% en triples para un Real Madrid que había lanzado y anotado más triples que tiros de dos puntos.

Mejoría blanca en la primera parte donde se cogió casi los mismos (25 el domingo, 21 ayer) rebotes al descanso que en todo el partido en Barcelona y se superaban (9 el domingo, 13 ayer) las asistencias dadas al descanso ayer con todas las repartidas en el clásico. Dato claro que se podía volver a la normalidad en el Real Madrid. Pero, gracias a su maravillosa calidad, Marc Gasol quiso empañar la fiesta con otros 6 puntos sin fallo y consecutivos para buscarle dar más emoción al tercer cuarto que del deseado por el Real Madrid en la previa del partido. Por tanto el Real Madrid debía seguir peleando el partido ante un muy buen plantado Basquet Girona que volvía a realizar un 50% en tiros de campo en este cuarto. Pero anoche el Real Madrid encontraba mejor manera de atacar el aro y volvió a tener un filón desde el triple y ahora sí, acompañado por el tiro en la zona para escaparse definitivamente 58-42 en el minuto 25 de partido. Y es que a los blancos apenas le costó con 10 puntos sin fallo de Guerschon Yabusele y 7 de Fabien Causeur en este cuarto para anotar casi los mismos 19 puntos anotados por Basquet Girona en este tercer cuarto. Y llegó la rotura del Real Madrid con un 11-2 de parcial en un cuarto donde los blancos lograron 27 puntos anotados pero con 7 rebotes y 6 asistencias más para sus 9 canastas. Y con ello sentenciaba el partido el Real Madrid con el 71-51 al final del tercer cuarto. Un 54% en tiros de campo llevaba el Real Madrid en ese momento junto a 19 asistencias y 7 robos de balón.

Dzanan Musa y Guerschon Yabusele anotaban 13 puntos cada uno en un partido donde Edy Tavares apenas necesitó de dos puntos para con 5 rebotes 3 asistencias y 2 tapones, ya llevase 11 de valoración. Con todo ya decidido, el último cuarto fue el más discreto de los dos equipos con porcentajes cercanos al 40% en ambos equipos y donde Chus Mateo decidió repartir los minutos entre Nigel Williams-Goss, Anthony Randolph y Sergio Llull para que fueran cogiendo forma para lo que se nos viene en lo que queda de Abril y en el próximo mes de Mayo. La ventaja madridista rondaría los 20 de diferencia y fue en el último cuarto donde emborronaría su acierto en el triple con un 16/34 tras el 3/9 conseguido en el periodo final. Finalizó el partido con un claro 89-70 para el Real Madrid que le sirvió para ir recuperando hábitos de la gran temporada que vienen realizando, como anotar más de 80 puntos realizar un 57% en tiros de dos y un 47% en el triple. Además, sumaron 39 rebotes y consiguieron 24 asistencias. Gran partido de Edy Tavares con 7 puntos (y un triple) 7 rebotes para 17 de valoración. 15 puntos de Yabusele, 13 de Musa y reconocimiento al partido de Anthony Randolph logrando 12 puntos y 8 rebotes para 20 de valoración. Los blancos siguen preparando su doble duelo de playoffs la semana que viene ante Partizan Belgrado, pero antes deben medirse a Joventut Badalona el próximo domingo en el Olimpic.

Más vídeos del partido en Youtube.

Scroll al inicio
Ir al contenido