Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Silencia Belgrado
Euroliga Jornada 15: Estrella Roja 58 Real Madrid 72

Silencia Belgrado

El Real Madrid vuelve a dar otra lección de baloncesto en la mítica Stark Arena de Belgrado con casi 20000 aficionados que terminaron el partido en silencio. Los blancos acabaron con un espectacular 74% en tiros de dos y con solo cuatro jugadores disputando más de 20 minutos. Es la séptima victoria consecutiva del Real Madrid que mañana recibirá en el WiZink Center a Partizan que llega a Madrid con 5 victorias seguidas y una problemática afición que provocó disturbios anoche en Valencia.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Lo advertimos hace días. El calendario no da tregua a los equipos de Euroliga, ni siquiera en Navidad. Tras haber conquistado Santiago de Compostela con una meritoria victoria ante Monbus Obradoiro en Liga Endesa, el calendario propiciaba una nueva doble jornada en la semana previa de Navidad con los dos equipos serbios como rivales del intratable Real Madrid. Y de nuevo recuperamos aquello de que, todo equipo quiere ganar al Real Madrid por su historia y palmares. Pero actualmente, debemos añadir que todo equipo quiere vencer al actual líder de la Euroliga con 13-1 de balance y por supuesto, volver a cortar una racha que se marchaba nuevamente a las 6 desde su última derrota en Estambul. Su rival de anoche era Estrella Roja, equipo combativo que no está dando los resultados que su presidente hubiese sospechado a inicios de la temporada. Los serbios son 15º con 5-9 de balance y ya han necesitado de un cambio de entrenador. Pero para el encuentro de anoche, contaban con casi 20.000 personas llenando el Stark Arena donde los serbios se consuelan con 5-2 de balance

Publicidad
Clorín

El Real Madrid llegaba a Belgrado como sólido líder de la competición y con ganas de asaltar una de las canchas más complicadas del continente. Y para ello, los blancos marchaban con las bajas de Rudy Fernández y Gabriel Deck aquejados de molestias físicas. Hugo González tras su exitoso triunfo con MVP incluido en el prestigioso torneo júnior de Hospitalet viajaba con el primer equipo. Chus Mateo puso de inicio a Facundo Campazzo, Fabien Causeur, Dzanan Musa, Eli N´Diaye y Edy Tavares. Normalmente os diría que no me sorprende un 7-0 de salida de Estrella Roja en apenas dos minutos, pero esta temporada, el Real Madrid siempre ha sabido poner una marcha más que su rival a los inicios de partido. Pero fuera broma, un triple de Adam Hanga – su segundo en el partido – colocaba un peligroso 14-6 para Estrella Roja en el minuto 5 de partido. Peligroso por los escasos 6 puntos anotados por los blancos, los 14 recibidos y que 8 de ellos fuesen del mismísimo Adam Hanga. Lógicamente se encendieron los aficionados que abarrotaban el Stark Arena. Pero en ese momento, también se encendió el Real Madrid, o al menos llegó al partido. Y curiosamente el protagonista de la remontada no era esperado. Y es que Eli John NDiaye anotaba 8 puntos con dos triples en este cuarto para realizar un fantástico parcial de 6-14 para revertir el encuentro con 4 triples anotados en un igualado 20-20 al final del primer cuarto. Y sí, NDiaye era el máximo anotador madridista y flamante protagonista, pero tuvo como escudero a Sergio Rodríguez quien, en sus escasos 3 minutos en cancha, asistió hasta en tres ocasiones. Un 54% en tiros de campo y lo dicho, más (7) asistencias que (6) rebotes en un igualado primer cuarto.

Muy buena reacción del Real Madrid en un tramo final de primer cuarto con Sergio Rodríguez y Sergio Llull en cancha. Porque si “el Chacho” asistía tres veces, Sergio Llull anotaba 5 puntos en esos mismos tres minutos finales. Y en el segundo cuarto, con los dos Sergios en cancha, pudimos ver al mejorado Real Madrid donde nuevamente un interior era el más destacado del partido. Porque en tres minutos, los tres balones que llegaron a Vincent Poirier en la pintura fueron para dentro con sendos ganchos de izquierdas que el galo ha convertido en cosecha propia. Buscaba sacarse la espina Estrella Roja del agujero que Vincent Poirier estaba provocando en su aro con rápidas respuestas de una auténtica leyenda del baloncesto serbio como es Milos Teodosic que dejaba a un lado sus numerosas asistencias para ir anotando y permitir que los blancos no se escapasen en el marcador con el 30-35 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido, con ya 10 puntos de los 15 anotados por Vincent Poirier. No nos equivocábamos anunciando la escapada del Real Madrid en el segundo cuarto y es que, fue realmente estos minutos los que terminaron por declinar el encuentro. Porque a pesar de que “peloteamos” los 12 puntos de Poirier y Teodosic en este cuarto, quien realmente rompió el partido fue Sergio Rodríguez. Porque el base canario lideró un parcial de 8-19 en 7 minutos con 6 puntos 3 asistencias y 1 robo para cerrar el cuarto con un claro 34-45 para el Real Madrid al descanso. Un 55% en tiros de campo para el Real Madrid, con un escandaloso 77% en tiros de dos y nuevamente, con más (14) asistencias que (13) rebotes.

Con un 10/13 en tiros de dos “no se vale”. Normal que el Real Madrid con las 6 asistencias de Sergio Rodríguez y los 12 puntos de Vincent Poirier, no necesitase mucho más de los 6 puntos de Tavares y los 3 de Campazzo todos en el primer cuarto. Los blancos, ayer de oscuro, tenían el partido controlado al descanso y silenciado Belgrado de la misma forma que silenció Atenas hace un par de semanas. Pero no solo por su contundencia, sino también por su acierto como vimos con el acierto de Edy Tavares anotando una canasta cerca de los 6 metros de distancia y que provocaba en 21 minutos de juego que, entre Tavares y Poirier, sumaban un 9/9 en tiros de campo. Ahí sí que vimos lo comentado al inicio, cuando el Real Madrid solía poner el ritmo del partido en los primeros minutos de este. Pero nuevamente, los blancos se obsesionaron con el triple teniendo un 3/11 en este tercer cuarto que obligó a bajar su anotación en el partido durante este periodo. Afortunadamente para los jugadores de Chus Mateo, tampoco Estrella Roja supo maniobrar con tal oportunidad y seguía muy lejos con el 39-53 para el Real Madrid en el minuto 25. Solamente Luka Mitrovic pareció encontrar un aro que ya no vislumbraban ni Hanga ni Teodosic como en la primera mitad. Porque Estrella Roja apenas consiguió un 25% en tiros de campo en el tercer cuarto lo que hizo más cómodo el tránsito por el partido para un Real Madrid que volvió a encontrar una máxima ventaja de 18 puntos de ventaja, cortada por una bandeja de Mitrovic para el definitivo 45-61 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. Y es que el negativo 35% en el triple rebajaba el espectacular 72% que aun conservaba el Real Madrid en el tiro de dos. No necesitaban hacer un partido espectacular para volver a aumentar la distancia con 8 puntos anotados en este cuarto por Mario Hezonja.

Es sorprendente la facilidad que tiene el Real Madrid de tener controlados los partidos ya sean en Atenas, en Vitoria o los dos partidos en Belgrado con tanta suficiencia al final del tercer acto. Además, el último cuarto no pasará a la hemeroteca de grandes momentos de baloncesto ya que el parcial apenas fue de un 13-11 para Estrella Roja que siguió sin encender la llama de la afición balcánica que permanecía en silencio en sus butacas mientras el Real Madrid recuperaba su máxima ventaja 50-68 en el minuto 36 de partido con unos datos y estadísticas curiosas que dan a pensar que, en el actual Real Madrid, no hay un jugador superior al resto. Porque nos encontramos a Facundo Campazzo con los 3 puntos y 2 asistencias del primer cuarto, con Edy Tavares sumando incluso una asistencia más que “el Facu”. Vincent Poirier anotó 14 puntos pero no cogió ningún rebote y Eli NDiaye llegaba por primera vez a los 10 puntos anotados. Pero fue Mario Hezonja quien ejercía de MVP del partido con 17 puntos 10 rebotes 3 recuperaciones para 19 de valoración, en un partido que terminó llevándose el Real Madrid por 58-72 en un ambiente frío y desangelado pocas veces visto en Belgrado. Ahora, sin apenas tiempo a saborear la séptima victoria consecutiva, los blancos vuelven a Madrid para recibir esta vez al otro equipo de Belgrado, el Partizan de Zeljko Obradovic.

Scroll al inicio
Ir al contenido