Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Sufrir para Ganar
Liga Endesa Jornada 24: Real Madrid 80 Lenovo Tenerife 78

Sufrir para Ganar

El Real Madrid sudó tinta para vencer a Lenovo Tenerife tras tener que remontar en la segunda mitad y tener problemas para mantener su ventaja en los últimos minutos del partido. Cinco jugadores sumaron 10 puntos y nadie hizo más. Los blancos cortan su mala racha de dos derrotas consecutivas en casa y se mantienen líderes en solitario.

Apenas han pasado 72 horas del partido contra Fenerbahce y ya han ido apareciendo multitud de mensajes poniendo en duda todo lo conseguido por el Real Madrid en los 57 partidos que los blancos han sumado esta temporada. Dramas, tensiones, nerviosismo e informaciones falsas sacadas en la prensa deportiva en busca de deshabilitar al actual campeón de Supercopa, de Copa y hasta de Europa, ya que “ellos” son incapaces de doblegar a un conjunto que mes tras mes, sigue siendo el mejor equipo de la Euroliga y la Liga Endesa. Lo que pase mañana, semana santa o en abril, no tengo ni idea, pero lo que sí se, es que pase lo que pase, el Real Madrid seguirá con opciones matemáticas de ganar Euroliga y Liga Endesa. Ahora bien, es muy cierto que el Real Madrid no está jugando bien. Tiene un bajón físico y de juego que todo el mundo celebra pero que es normal tras, repito, 57 partidos jugados en la élite. Encima, hoy visitaba el WiZink Center todo un Lenovo Tenerife 6º clasificado con 14-9 de balance y cinco victorias consecutivas, sin contar la sorprendente victoria lograda ante Unicaja Málaga en la pasada Copa del Rey.

Publicidad
Clorín

Una Copa del Rey que se llevó el Real Madrid, por cierto. Rudy Fernández seguía siendo baja y esta mañana se le juntó Sergio Rodríguez por lo que Eli NDiaye entró en la convocatoria. Facundo Campazzo, Dzanan Musa, Alberto Abalde, Mario Hezonja y Edy Tavares formaron el quinteto inicial del Real Madrid para el encuentro de esta mañana. Comienzo muy igualado en los primeros minutos, donde los ataques mandaron por encima de las defensas, lo que podría convertirse en un problema en el actual Real Madrid. Digo esto porque en las dos famosas derrotas ante Panathinaikos y Fenerbahce, los blancos tuvieron problemas en permitir a sus rivales anotar mas de 88 puntos. Por tanto, el 11-8 en apenas 4 minutos para el Real Madrid volvía a sembrar las dudas en el Real Madrid que tenía muy enchufado a Mario Hezonja, anotando 8 de los 13 puntos de su equipo en el 13-13 en el minuto 5 de partido. Y si por algún momento hubiésemos olvidado los errores del equipo blanco en los últimos partidos, el Real Madrid volvió a cometer los mismos errores con 4 pérdidas de balón, 3 de ellas en esos 4 minutos. Pérdidas absurdas que encendieron los fantasmas del pasado. Pero un gran cuarto de Edy Tavares con 4 puntos 3 rebotes y 1 tapón, permitió a los blancos remontar con un 5-0 de parcial hasta el definitivo 20-19 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Un buen cuarto en ataque con 53% en tiros de campo y 9 rebotes, todos defensivos. Pero sus 4 pérdidas y nuevamente el miedo a lo visto en partidos anteriores dieron mucho respeto al partido.

 Lo importante es sumar, está claro. Después de ello, el Real Madrid debe empezar a minimizar sus problemas en el movimiento de balón y su porcentaje exterior. Y sin Sergio Rodríguez, el trabajo de Carlos Alocén fue fundamental para mantener la intensidad del equipo blanco y darle un merecido descanso a Facundo Campazzo y Sergio Llull. Tres asistencias en 6 minutos del zaragozano dieron consistencia ofensiva en el Real Madrid. Pero tres pérdidas consecutivas volvieron a meter el miedo en el cuerpo en los jugadores blancos que provocaron ventajas mínimas para Lenovo Tenerife que llegó a lanzar hasta 22 tiros a canasta en el segundo cuarto. Un segundo cuarto lleno de contrastes, donde el Real Madrid anotaba casi todo desde la zona, pero nada en absoluto desde el triple. Y sus 5 pérdidas de balón – 4 en cinco minutos – provocaban las escasas ventajas de Lenovo Tenerife que solo pudo finalizar el cuarto con un 41% en tiros de campo. Así el partido continuaba igualado con el 30-32 para Lenovo Tenerife en el minuto 15 de partido. Ni siquiera el regreso de Facundo Campazzo a la pista aupó a los blancos en el marcador quedándose por debajo 15 de los 20 minutos de la primera mitad. Un 4-9 de parcial volvió a dar una mínima pero importante ventaja para Lenovo Tenerife pero los 8 puntos en este cuarto de Vincent Poirier aliviaron el resultado hasta el definitivo 38-41 para Lenovo Tenerife al descanso. Y es que el Real Madrid estaba perdiendo un partido donde anotaban un 52% en tiros de campo – con un 3/12 en triples – más rebote y más asistencias, pero las 9 pérdidas de balón y el comentado 27% en el triple facilitaron la ventaja canaria.

“Las vacaciones acabaron” decía al descanso Mario Hezonja y eso se debería plasmar en la cancha donde el Real Madrid tenía un nuevo reto en la segunda mitad. Proteger el balón (9 pérdidas al descanso) mejorar su % en el triple (27% en la primera mitad) y remontar el partido mejorando su defensa ante un buen colocado Lenovo Tenerife que llegaba a Madrid en una muy buena racha de resultados. Y la defensa del Real Madrid empezó a funcionar, aunque fuese como aquel coche que le cuesta arrancar, pero los blancos lograron recuperar dos de las tres primeras posesiones de Lenovo Tenerife. Lo malo, es que tardó casi tres minutos en anotar su primera canasta en juego pero poco a poco, el equipo de Chus Mateo veía la luz. A pesar de un 0-6 de parcial con 2 pérdidas de Campazzo que no tuvo su día en el manejo del balón el Real Madrid no se desconectó del partido y apareció Dzanan Musa para hacerse con el partido en el 45-49 para Lenovo Tenerife en el minuto 25 de partido. Apareció el bosnio y mejoró el Real Madrid en su manejo de balón que le ayudó a perder un único balón en este cuarto y a remontar el partido con un parcial de 9-2 donde Dzanan Musa y Edy Tavares se erigieron en los más importantes. Lenovo Tenerife se atascó en el triple mientras que el Real Madrid dobló a su rival en rebotes y logró manejar el tema de las pérdidas. Eso provocó que el juego madridista fuese más cómodo y pudiese cerrar el tercer cuarto con ventaja 63-59 para el Real Madrid.

Ahora los números si parecían ser del Real Madrid de la actual temporada. 63 puntos con un 52% en tiros de campo, 31 rebotes y 17 asistencias para 81 créditos de valoración. Pero está muy bien recordar lo que ha tenido que hacer el equipo de Chus Mateo para llegar hasta aquí. Pero el Real Madrid “está enfermo” o al menos en el proceso de salir de su malestar y cualquier parcial del Lenovo Tenerife se consideraba un peligro extremo de volver a meterse en complicaciones. Tras un 0-4 de parcial con dos anotaciones de Marcelinho Huertas el Real Madrid devolvía el parcial con un 8-0 para el 71-63 en el minuto 34 de partido con cinco puntos consecutivos de Sergio Llull que parecía decantar el partido. Se olía victoria blanca que era lo más importante, una victoria que le daría tranquilidad a la espera de su próximo partido. Pero nuevamente las pérdidas de balón volvieron a aparecer en el lado madridista y con un parcial de 4-14 en 5 minutos colocaba de nuevo por delante a Lenovo Tenerife 76-77 a falta de 55 segundos para el final. Al final 4/4 en tiros libres y un nuevo error en el triple de Kyle Guy dieron una importantísima victoria para el Real Madrid, más necesaria para el ánimo que para la clasificación. Al final 80-78 para un Real Madrid que rompe una racha de dos derrotas seguidas en casa y manteniendo el liderato de Liga Endesa tras conseguir su cuarta victoria consecutiva en Liga. Hasta 4 jugadores del Real Madrid llegaron a 10 puntos, siendo Musa con 20 y Tavares con 19 los más valorados. Esto no para y el viernes el Real Madrid jugará su partido 59 contra Virtus Bolonia con el objetivo de cerrar cuanto antes su pase a los Playoffs de la Euroliga.

Más vídeos del partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido