Inicio / DH5 / El corazón del Atlético de Pinto logra un meritorio empate ante un efectivo Leganés
Jª 11: Atlético de Pinto 2-2 C.D. Leganés

El corazón del Atlético de Pinto logra un meritorio empate ante un efectivo Leganés

Reparto de puntos en uno de los mejores encuentros de la jornada, que pudo decantarse por cualquiera de los dos equipos tras una épica remontada local

Encuentro de la jornada 11 de este grupo B de la DH5 que solo gana emoción conforme pasan las semanas. Apenas cuatro días después de lograr una gran victoria frente al Trival Valderas, los chicos de David Samaniego volvían al Amelia del Castillo, conscientes de que cada punto es oro con el objetivo de lograr una de las 5 primeras plazas. El Leganés, por su parte, llegaba con el mismo objetivo, tras un inicio de año algo difícil, pero habiendo recuperado las sensaciones con una victoria en casa frente al Burgos.

El encuentro comenzó intenso, como suele ser costumbre en este estadio, pero sin que ninguno de los dos equipos diera sensación de peligro. A partir de la primera media hora, fueron los pepineros los que tomaron claramente la posesión del balón, pero ambos llegaron con igual de peligro a la meta rival, tras una gran parada de Alfonso a Keita y un disparo algo desviado de Naim dentro del área.

La segunda parte comenzó con la misma dinámica, los visitantes dominaban el centro del campo, en el que poseían a un jugador más, mientras los locales confiaban en su solidez defensiva y su efectividad a balón parado como principales argumentos para llevarse este partido. Sin embargo, el guión del encuentro giraría por completo a partir del minuto 58. Naim, tras un gran control orientado, probó suerte con un potente disparo desde más de 20 metros. El intento forzó un error de Pita, que demostró que hasta los mejores porteros se equivocan, y se coló por debajo de sus piernas, congelando al Amelia del Castillo.

Por si fuera poco, apenas dos minutos después, en el 58, un todavía aturdido portero local se equivocó en la salida de balón, y su envío acabó en las botas de Naim, que envió la pelota directamente a la escuadra derecha de la portería rival, sin darle ninguna opción al meta rojillo. Estos dos tantos cayeron como un jarro de agua fría en la grada pinteña, que vio como un partido muy igualado se les escapaba entre los dedos.

Son estos momentos de confusión los que marcan a los grandes equipos, y este Atlético de Pinto lo es, sin lugar a dudas, pues salió tras el saque inicial con la misma actitud que al inicio del partido, confiando rotundamente en la remontada. Esta fe que invocaban los jugadores se materializó en hechos apenas 7 minutos después del segundo gol pepinero, en el minuto 64. Una falta lateral de Keita se quedó corta, y Gorce recogió el primer rechace en el punto de penalti para sacarse un gran disparo a la media vuelta que Alfonso no pudo detener. Así volvió el ruido a las gradas, y con él, la sensación de ambos equipos de que el empate estaba bastante más cerca que el tercer gol del Leganés.

Los diez minutos consecutivos al gol se caracterizaron por un guión completamente distinto al inicial, con el Leganés esperando su oportunidad al contraataque y el Atlético de Pinto volcado al ataque. Este empeño dio sus frutos cuando Pani volvió a ganar la espalda de la zaga blanquiazul y colocó un centro perfecto al segundo palo, en el que esperaba Keita listo para empalmar una volea maravillosa que hizo estallar a todo el pueblo de Pinto. Tras marcar, el mediapunta se retiró ovacionado por su afición, tras otro partido más liderando el ataque de los suyos.

Este empate no conformó, ni mucho menos, a los de David Samaniego, que siguieron empujando hacia la victoria. Un triunfo que acariciaron con los dedos, pues Beltrán estuvo a punto de ponerse la capa de superhéroe y culminar la remontada con otro de sus ya clásicos remates de cabeza, pero fue Alfonso el que voló para detener su remate y salvar el resultado. Esta parada no solo salvó dos puntos, sino que estuvo cerca de significar la victoria final del C.D. Leganés, que dispuso de una última ocasión en el minuto 90, tras un fulgurante contraataque que pilló dormida a una zaga volcada al ataque. El error en el despeje local les dio un último disparo, y la oportunidad a Pita de redimir su error con un gran “spagat” que repelió el intento.

Finalmente, ambos clubes se vuelven a casa con un punto que no les impulsa en la tabla, pero que siempre es valioso, especialmente tras haber estado cerca de irse de vacío en bastantes ocasiones.

Ficha técnica

Scroll al inicio
Ir al contenido