Inicio / Fútbol / A lo Real Madrid 
Jº 30. Real Madrid 2-1 Rayo Ciudad Alcobendas C.F.

A lo Real Madrid 

El Real Madrid es fiel a sus costumbres y logra la victoria por (2-1) frente al Rayo Alcobendas en el tiempo de descuento.

Todo tiene un final, y en este caso Valdebebas acogía el último partido de esta temporada del Real Madrid de Álvaro Arbeloa en el grupo cinco de la División de Honor. Un encuentro que sobre el papel no imprimía presión a ninguno de los dos conjuntos, ya que el Rayo Alcobendas ya había certificado su salvación, y el Real Madrid, por su parte, ya había perdido matemáticamente el título de liga frente al Atlético de Madrid de Fernando Torres. 

Con un sol radiante, el colegiado Rafael Hidalgo daba comienzo a un partido en el que el Rayo Alcobendas demostró ser un equipo que no se achanta ante las grandes citas, ya que la propuesta que mantuvieron los chicos dirigidos por Miguel Ángel durante los noventa minutos fue muy valiente, yendo a buscar al Real Madrid desde los primeros metros con una presión asfixiante. 

Esto provocó ciertas pérdidas de balón que casi acaban en oportunidades claras para los verdiblancos; sin embargo, les faltó siempre claridad en el último pase. 

A pesar de la gran presión del equipo visitante, el Real Madrid posee a unos jugadores con una calidad técnica providencial para limpiar presiones y sobrepasar escenarios donde el vértigo es total. Y no hay mejores talentos en el equipo de Arbeloa que Paulo Iago y Cristian David en los blancos para superar este tipo de situaciones, y ante el Rayo lo volvieron a demostrar, siendo los jugadores que estaban entendiendo muy bien cómo jugar este partido a través de regates muy eclécticos y pases filtrados que rompían líneas rivales. 

La estancia de Iker Bravo en el Real Madrid no está siendo la esperada. El jugador, cedido por el Bayer Leverkusen, ha tenido muchos altibajos estos dos años en el club de Chamartín, necesitando bajar un peldaño y dejar el Real Madrid Castilla para irse al juvenil de Arbeloa y desde ahí crecer poco a poco y recuperar sensaciones. Lo que no se puede negar del delantero español es que, con muy poco, puede marcar diferencias de cara a gol. Y ante el Rayo Alcobendas le bastó una oportunidad donde, tras una recuperación del Madrid, acabó en un mano a mano contra Alejandro que no perdonó, anotando el primer tanto de los locales en el minuto 27.

Con este gran sabor de boca para el Real Madrid terminaría un primer tiempo donde, aunque por tramos habían sufrido, demostraron una mandíbula de hierro para aguantar los golpes y destrozar a su rival en la primera ocasión clara que tuvieron. 

El Rayo Alcobendas, lejos de bajar los brazos por el duro golpe que había supuesto el gol en contra, siguieron con su gran juego, añadiendo más electricidad a sus triangulaciones en esta segunda parte, y viviendo más cerca de la portería de Álvaro, en parte también, por Carlos, que entró estos segundos 45 minutos y revolucionó el ataque del conjunto visitante

La mística de la ley del ex se volvió a cumplir en este encuentro, ya que fue un cedido por el Real Madrid quien sería el verdugo de los blancos y pondría el empate en el marcador tras un balón magnífico de Carlos que no fallaría Isidoro Angulo en el minuto 58

Cuando todo apuntaba a un empate, dado que ninguno de los equipos mostraba la efectividad necesaria para marcar el segundo gol, un giro inesperado cambió el curso del partido: la expulsión de Alejandro Sapeg. Según el acta del encuentro, fue sancionado por dirigirse al árbitro con las siguientes palabras: “vete a la mierda”

Con la expulsión, el Madrid se volcó hacia el ataque, y en un córner consiguieron anotar el gol de la victoria tras un testarazo de Hugo Llanos que desataría el júbilo en Valdebebas. 

Con estos tres últimos puntos, el Real Madrid de Álvaro Arbeloa certifica la segunda plaza en la clasificación

Scroll al inicio
Ir al contenido