Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Apto para menores
Euroliga Jornada 25: Fenerbahce Beko 65 Real Madrid 94

Apto para menores

Tras conquistar la Copa del Rey en Málaga, el Real Madrid continuó con su racha anotadora arrollando al Fenerbahce en Estambul.Con cuatro bajas confirmadas, Nico Laprovittola consiguió 9 puntos y 7 asistencias y se salió Usman Garuba con 3 puntos 4 rebotes 3 robos y 2 tapones en 23 minutos. Debutó Mario Nakic en la Euroliga anotando 4 puntos en menos de tres minutos.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El flamante campeón de la Copa del Rey, guardó en su historial, su segundo título de la temporada y se preparaba para continuar camino en la euroliga. Una competición que paró la semana pasada pero que os recordamos, que el Real Madrid era segundo a 3 victorias del imbatible Anadolu Efes y con 2 victorias de ventaja sobre el 5º y 7 victorias sobre el noveno. Puesto, que te deja sin jugar los Playoffs y que curiosamente ocupaba esta semana el rival de anoche, el Fenerbahce de Obradovic. Partido muy bonito, pero muy complicado, puesto que los turcos contaban con 6 victorias en los últimos 8 partidos. Además, la resaca copera, nos dejaba las malas noticias de las lesiones de larga duración de Anthony Randolph y Sergio Llull amén de otras menos importantes como eran las de Jeffery Taylor y Felipe Reyes. Por tanto, el Real Madrid se presentaba en el Ulker Arena, con Usman Garuba, Mario Nakic y Salah Mejri para disputarle el encuentro a un equipo en alza y necesitado de victorias para alcanzar los puestos que den acceso al playoff de acceso a la Final Four, dentro de más o menos, dos meses.

Muchas sensaciones negativas para encarar el partido de Estambul, pero no sería la primera vez que Pablo Laso, nos diese una sorpresa y compitiese hasta el final el partido. La primera de ellas, nos la dio en el quinteto inicial, puesto que repetía el mismo quinteto que en la Copa, pero con la lógica baja de Randolph, el sustituto no era otro que el joven Usman Garuba quien apenas había contado con minutos importantes. Y era titular y contra Fenerbahce en Estambul. Está loco Pablo Laso… o los locos somos nosotros por no creer en un jugador que en apenas dos semanas cumplirá 18 años.  Seguía con su estela ofrecida en la Copa el Real Madrid, puesto que obligó a que Kalinic anotase la primera canasta en juego de su equipo en el minuto 3 de encuentro, porque el Real Madrid volvía a adelantar líneas defensivas sorprendiendo al equipo de Obradovic. Y la única diferencia que tenían los blancos con respecto al pasado fin de semana, era el acierto bajo el aro, donde no estaban muy acertados al principio del partido. A pesar de ello, partido muy igualado con el 13-11 en el minuto 6 con Jaycee Carroll y Edy Tavares como estiletes ofensivos. Pero, el triple de Nando de Coló que puso en ventaja a los turcos, pareció ser la alarma perfecta para que empezase el zafarrancho ofensivo del Real Madrid, que Fenerbahce ya no pudo seguir. Y es que Edy Tavares y Jaycee Carroll seguían teniendo idilio con el aro consiguiendo 10 y 7 puntos respectivamente dentro del primer cuarto. No me equivoco, con un 5/9 Edy Tavares era el máximo anotador de un Real Madrid donde Facundo Campazzo ya había repartido 5 asistencias. El vendaval ofensivo madrileño, intentó frenar Fanerbahce con varias manos defensivas buscando rápidos contrataques pero que se encontraron con un inconmensurable Usman Garuba que consiguió 3 rebotes y un enorme tapón sobre Kalinic. Por tanto, no era de extrañar el impecable 2-11 de parcial para cerrar el primer cuarto en un 15-22 para el Real Madrid con un 50% en tiros de campo, contra el 29% de acierto del Fenerbahce.

Y Fenerbahce llegaba a los 15 puntos gracias al talento de Nando de Colo, porque fue capaz de volver a conseguir ir hasta la línea de tiros libres para conseguir 4 de sus 7 puntos anotados en el primer cuarto. Enorme momento de forma del Real Madrid, pero que ahora tenía que seguir compitiendo con varios jugadores que no tuvieron tantos minutos en la Copa, como Jordan Mickey, Rudy Fernández y Nicolás Laprovittola. Además, había que comprobar el nivel de intensidad con el que saldría Fenerbahce en este cuarto y la aprobación de esa dureza por parte del trío arbitral. Pero una cosa no había cambiado y era la intensidad defensiva del Real Madrid. Ello provocó un increíble parcial de 2-9 para los blancos en 4 minutos a pesar de la dureza excesiva del cuadro turco que fue permitido por el trío arbitral. Pero una antideportiva señalada a Causeur más un 2+1 de Vesely, acercaba nuevamente a Fenerbahce en el marcador hasta el 24-31 del minuto 15. Todo aquello que ocurrió en la cancha, provocó una falta técnica a Pablo Laso enfadado por el evidente criterio arbitral – 1 falta de Fenerbache por 5 del Real Madrid en 5 minutos – que favorecía los intereses de Fenerbahce y en especial de Nando de Coló, que recordó la semifinal de la Final Four y consiguió un 9/9 en tiros libres al descanso. Curiosamente, la técnica a Laso causó efecto y los árbitros empezaron a sancionar la intensidad física del equipo turco que volvía a ver como se escapaba poco a poco el Real Madrid. Y es que, con un sensacional Rudy Fernández, el Real Madrid colocó otro interesante parcial de 2-13 con 6 puntos y 2 robos de bola del mallorquín que volvió a silenciar el Ulker Arena. Y es que el partido se pareció muy mucho a la final de Copa puesto llegábamos al descanso con un increíble 31-47 para el Real Madrid con un impresionante 46% en triples y un 56% en tiros de campo. Y es que al Fenerbahce solo le salvaba su 11/12 en tiros libres, puesto apenas contaba con un 35% en tiros de campo, un 25% desde el triple.

Publicidad
Clorín

Jan Vesely con 7 puntos, quería asomar la cabeza en Fenerbahce, ya que el máximo anotador turco, era Nando de Coló con 14 puntos pero 9 de ellos venían desde el tiro libre. Por parte madridista, sorprendía Edy Tavares, no solo siendo el máximo anotador blanco con 12 puntos y 5 rebotes, sino porque Nico Laprovittola en 8 minutos llevaba 5 puntos por ninguno de Campazzo en 12. Eso sí, el cordobés llevaba 6 asistencias por solo 1 del jugador de Morón. No iba a ser sorprendente el inicio de segunda parte del cuadro de Obradovic , que de un impulso consiguió rebajar la diferencia, pero de nuevo Usman Garuba apareció en juego para desquiciar a Kalinic y todo Fenerbahce que vio como los blancos recuperaban su diferencia del descanso con un espectacular Jaycee Carroll, enrrachado y con otros 13 puntos en este tercer cuarto para llegar a la veintena. También volvía a disfrutar del juego Facundo Campazzo que lejos de anotar, repartía asistencias por doquier. Pero un nuevo arreón de Fenerbahce acercaba a los locales hasta el 51-60 del minuto 27 con 18 tiros libres lanzados por Fenerbahce por 5 solamente del Real Madrid. Pero lejos de venirse abajo, el Real Madrid nos volvió a sorprender para destacarnos a Rudy Fernández que cerraba el tercer cuarto con un nuevo triple 2 rebotes 3 asistencias y 2 bolas recuperadas para volvernos a enseñar su mejor versión. Una gran versión que ya nos tenía acostumbrados en la última semana Jaycee Carroll con 3 de sus 13 puntos en el último instante para llegar con un justo 51-71 al final del tercer cuarto. Y es que los blancos contaban con un 56% en tiros de campo, con 20 puntos de Carroll y 16 de Edy Tavares. Y es que ambos jugadores funcionaban con Campazzo – 16 minutos – y con Laprovittola – 13 minutos – con 7 puntos y un atrevido 3/6 en tiros de campo.

Y cuando seguíamos frotándonos los ojos con el resultado del Ulker Arena, el señor Trey Thompkins nos regaló 11 puntos y 3 rebotes en este cuarto, con un 5/5 en tiros de campo, para llegar a los 14 puntos y 6/6 en tiros al final del partido. También abríamos la boca de asombro por los 3 puntos 4 rebotes 2 asistencias 3 robosy 2 tapones de Usman Garuba en solo 23 minutos. Jordan Mickey también llegó a la docena de puntos y todo ello gracias a las 5 asistencias de Nico Laprovittola en este cuarto, que fue fiel escudero del Facu, con 9 puntos y 7 asistencias en el partido donde se le iba a medir de sobremanera. Con el 57-82 del minuto 35, Pablo Laso hizo debutar en Euroliga a Mario Nakic que nos regaló 4 puntos.

Con cuatro bajas, tras un complicado fin de semana y contra un equipo en alza, el Real Madrid consigue su cuarta victoria consecutiva en Euroliga, la séptima en todas las competiciones, y se consolida en la segunda posición de la clasificación. Ahora, vuelve el day to day y el próximo lunes visita el WiZink Center el Panathinaikos. Ahora, tras una semana victoriosa, es muy fácil subirse al carro de un Real Madrid que regala títulos a aquellos que critican derrotas.

Scroll al inicio
Ir al contenido