Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Capitán al Rescate
Liga Endesa Jornada 22: Río Breogán 73 Real Madrid 80

Capitán al Rescate

Un sensacional último cuarto es decisivo para que el Real Madrid logre la remontada ante un gran Río Breogán que puso en múltiples problemas al cuadro de Chus Mateo. Los 22 puntos anotados por Facundo Campazzo, Mario Hezonja y Edy Tavares en el último cuarto, culminaron el gran partido de Sergio Llull con 5 triples para 21 minutos. Ahora los blancos, tienen la mirada puesta en la Copa del Rey.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El segundo objetivo del Real Madrid empieza a asomar en el horizonte. La Copa Endesa te obliga a estar concentrado y sin cometer errores durante 4 días si llegas a la final. Es como si todo lo que hubieses hecho hasta ahora, no valiese para nada. La buena noticia para el equipo de Chus Mateo es que llegaban sin lesionados a la gran cita de Málaga y así debían proceder ante el Río Breogán justo cuatro días antes del debut copero. Un Río Breogán en puestos de descenso con 6-15 de balance, pero igualado con Covirán Granada y Monbus Obradoiro. De hecho, el equipo lucense, había vencido en dos de sus 5 partidos, es más, en los dos últimos partidos como local. Y llegaba el Real Madrid con la vista puesta en Málaga, pero con el recuerdo de la derrota en Milán y con la concentración de pelear en una cancha donde la temporada pasada sufrieron una de sus derrotas más abultadas de la campaña. Además, los blancos querían romper una racha de cuatro derrotas consecutivas fuera del WiZink Center. Y sin lesionados, Chus Mateo tuvo que dejar a dos jugadores de su plantilla en Madrid.

Publicidad
Clorín

Tanto Rudy Fernández como Sergio Rodríguez, se quedaron en Madrid mientras que Carlos Alocén y Eli NDiaye sumaron para la convocatoria para el partido de hoy en Lugo. El Real Madrid salió de inicio con Facundo Campazzo en el base, Fabien Causeur y Mario Hezonja en las alas y con Gabriel Deck con Edy Tavares en la pintura. Sin dudas un quinteto de garantías pero fue el equipo lucense quien dominó primero. Y dominaba en ambas partes de la cancha, primero con el atrevimiento necesario para buscarle las cosquillas del equipo blanco en defensa y posteriormente anulando cualquier opción de juego interior con la siempre temida presencia de Edy Tavares en la pintura. No le importó a Río Breogán realizar hasta 19 tiros a canasta en un cuarto, ya terminarían entrando los tiros. Pero su intensidad defensiva atrajo los errores del Real Madrid con un claro 10-7 en el minuto 5 para Río Breogán. Y es que no fue hasta los últimos cuatro minutos del cuarto cuando vimos el acierto de Ben McLemore con jugadas de 3 tiros libres consecutivas y de un curioso candado en el ataque del Real Madrid que solo buscaba lanzamientos exteriores. El 7-0 de parcial en apenas dos minutos, provocaba el primer tiempo muerto de Chus Mateo quien buscaba que la rotación de sus jugadores hiciese efecto. Pero ya fuese en ataque con solo dos canastas anotadas como en defensa con otro espectacular parcial de 7-3 para Río Breogán puso al Real Madrid contra las cuerdas demasiado rápido con el 24-15 para Río Breogán al final del primer cuarto. 15 puntos anotados, con un 46% en tiros de campo donde el 2/8 en triples hizo demasiado daño. Aunque más daño hizo – por inhabitual – el 0/0 en tiros de campo de Mario Hezonja y Edy Tavares.

Se repetía las formas de la primera mitad en Milán, con 15 puntos anotados, con más asistencias que rebotes y con un rival hambriento no ya solo con más rebote sino dominante en la zona. Nuevo toque de atención a un Real Madrid que modificó todo su quinteto en pista y le terminó entregando las llaves del equipo a Dzanan Musa primero y a Sergio Llull después. Porque gracias a ellos, el pánico se quedó en un susto y los blancos recuperaron su desventaja hasta el -4 en el minuto 12. Una estadística genial si sumásemos a más jugadores a la fiesta anotadora de los mencionados, pero es que apenas hubo un 1/3 en tiros de campo de jugadores que no se llamasen Sergio Llull y Dzanan Musa. Poco bagaje para un Real Madrid que no aprovechaba el primer mal momento de Río Breogán quien rebajó a la mitad sus rebotes del primer cuarto y acumuló hasta 5 pérdidas de balón por ninguna durante los primeros 10 minutos de juego. Incluso el Real Madrid doblaba su puntación del primer cuarto con el 32-28 para Río Breogán en el minuto 15 de partido. Pero el problema del Real Madrid era otro. Su defensa no acompañaba al ataque y en cuanto Río Breogán superaba la zona, acometía sus principales “fechorías” para lograr un 54% en tiros de campo y otra vez con un decisivo Ben McLemore que llegaba al descanso con 14 puntos anotados. La asociación Llull y Musa lograban remontar el partido hasta el 36-37 en el minuto 18 con un soberbio triple de Sergio Llull sin estabilidad propia. Pero un parcial de 6-3 para Río Breogán daría la ventaja final a los lucenses 42-39 al descanso. Lo dicho 39 puntos y 45% en tiros de campo para un Real Madrid de menos a más, pero donde los 9 puntos de Musa y Llull en el segundo cuarto sobresalían por encima del resto de compañeros.

Fueron 24 puntos los anotados por el Real Madrid en el segundo cuarto, pero fueron logrados básicamente por dos jugadores, mientras que el resto se quedaron observando. Un tema que en el Real Madrid no preocupa demasiado para una segunda parte, ya que la calidad de jugadores como Campazzo, Hezonja o Tavares no debería de sorprender que apareciese de inmediato. Aunque el foco de atención del tercer cuarto fue mucho más dramático para el Real Madrid. Primero porque el Río Breogán volvió a salir enchufado en el tercer cuarto nuevamente con un “Jordaniano” Ben McLemore que llegaba a los 19 puntos de su partido liderando un claro parcial de 12-1 en solo dos minutos que sirvió para que Río Breogán se volviese a marchar en el marcador con un claro 54-42 para Río Breogán en el minuto 24 de partido. Pero éste no sería el único problema. Personalmente, considero que estar casi 5 minutos sin anotar una canasta en juego es más grave y más cuando Campazzo te hace un 0/3 en tiros o Dzanan Musa un 0/4 en el tercer cuarto, errando sencillas bandejas sin oposición. Al Real Madrid solo le faltaba defender su canasta mientras concluyese el agorero acierto ofensivo de los jugadores de Chus Mateo. Y por tanto fue fundamental Edy Tavares, porque no solo lograba 6 puntos en este cuarto, sino que capturó 4 rebotes fundamentales para sacar a Río Breogán de la zona y “obligarle” a un 2/8 en triples y paliar el parcial a un escaso 15-15 que para el Real Madrid fue salvar una bola de partido. Otros dos triples de Sergio Llull dejaban con mucha vida al Real Madrid con el 57-54 para Río Breogán al final del tercer cuarto. El Real Madrid salvó los muebles. Porque a los 6 puntos de Tavares, llegaron otros 6 de un increíble Llull que fue el verdadero MVP del partido incluso no siendo el más valorado y lograron 12 de los 15 puntos de su equipo en el tercer cuarto.

Sí, se salvó el partido porque para lograr los 15 puntos, el Real Madrid realizó un 3/17en tiros de campo que amenaza a preocupante en una previa de Copa. Se lograron más rebotes que puntos y más pérdidas que asistencias. Un dato nada habitual en el actual Real Madrid que cuenta con los mejores jugadores de Europa en su posición. El drama se avecinaba en Lugo y no tanto por la culminación del encuentro sino por el bagaje ofensivo del actual líder de Liga Endesa. Pero la buena noticia del club blanco residía en su defensa. Tras los 24 puntos del primer cuarto, el Real Madrid recibió 33 en los dos siguientes cuartos y era su oportunidad de volver a afinar el ataque. Porque 3 minutos tardó Río Breogán en anotar su primera canasta, pero le vino demasiado bien para seguir en racha y lograr el 63-62 para los lucenses en el minuto 35 de partido. Y en esta locura de partido, el Real Madrid se encomendó a la locura de juego de Facundo Campazzo que aportó 9 puntos fundamentales y repartió dos asistencias para dar mayor libertad a Tavares y Hezonja que anotaron 15 puntos con un 6/7 en tiros de campo. Mucha tralla para un Río Breogán que lo siguió intentando, pero 12 puntos del Real Madrid en tres minutos fueron demasiado para el cuadro gallego y cediendo 73-80 para el Real Madrid al final del partido. Le costó un mundo al Real Madrid superar al Río Breogán pero los 26 puntos con un 56% en tiros de campo y 34 de valoración en el último cuarto, apartó de inmediato todos los dramas. Ahora ya el Real Madrid tiene todos los ojos puestos en la Copa del Rey.

Scroll al inicio
Ir al contenido