Primer fichaje del Real Madrid 2023/2024

Reiniciando

Facundo Campazzo regresa al Real Madrid para jugar las próximas cuatro temporadas. Tras su paso por la NBA y por Estrella Roja, el base cordobés vuelve a la que fue su casa durante 4 temporadas donde consiguió 11 títulos (4 Supercopas Endesa, 3 Ligas Endesa. 2 Copas del Rey y 2 Euroligas) además de 4 títulos MVP (2 en Supercopa Endesa, 1 Copa del Rey y 1 Final Liga Endesa) como títulos individuales. Tras 987 días, Facu vuelve al Real Madrid.

Facundo Campazzo es jugador del Real Madrid para las próximas cuatro temporadas. Me resulta extraño escribir por tercera vez este titular. Su fichaje en 2014 pasó desapercibido en un equipo destinado a ganar la Euroliga en su tercer intento y nadie reparaba en el petito jugador cordobés. Con la competencia de Sergio Lull y Sergio Rodríguez, es cedido dos años a UCAM Murcia donde empieza a hacer las exhibiciones de las que ya es conocido y termina demostrándolo con Argentina. Justo regresa al Real Madrid en la temporada 2017/2018 donde en las tres temporadas que disputó, logró ganar las 3 Supercopas, las ligas de 2018 y 2019, la Copa del Rey 2020 y la Euroliga 2018. La vida le sonreía a Facundo y por descontado, a todo el madridismo que se preparaba en una nueva pelea en la temporada 2020/2021 cuando al argento le llegó la oportunidad de su vida, jugar en la NBA. Aquí se produjo el primer punto de fricción sentimental entre el jugador y el equipo. Sentimental porque uno de los dos ganaba y el otro perdía, aunque todos teníamos claro que el deseo del jugador era lo más importante.

Publicidad
Clorín

Como si fuera otro gesto de maldad de la pandemia sufrida por la humanidad entre 2020 y 2021, el público se alejaba del WiZink Center y por consiguiente, de sus jugadores. Además, el coronavirus retrasó el inicio de la NBA de 2021 hasta navidades y Facu Campazzo realizó el duro esfuerzo psicológico de aguantar dos meses de temporada en el Real Madrid antes de incorporarse a los Denver Nuggets, la franquicia americana que le había reclamado. 20 partidos disputados por Campazzo en aquel Real Madrid 20/21 con 16-4 de balance, hasta su partido final el 22 de noviembre en el WiZink completamente vacío y solo con los aplausos de sus compañeros. Sus números lo decían todo, 20 partidos 23 minutos 10 puntos 6 asistencias 57% en tiros de campo 2,15 robos por partido y 13 de valoración. Por tanto, su entrega fue real e importante para el bien del equipo pese a que su cabeza y, sobre todo la de su representante, estaba más determinada en la NBA. Allí fue el final del matrimonio Real Madrid y Facu donde a los dos les fue regular por caminos diferentes. Aquella temporada fue la más larga (87 partidos) y menos fructífera (solo una supercopa) de la época Laso. A Campazzo le valió para jugar 75 partidos, 10 de ellos en Playoffs, con medias de 7 puntos 2 rebotes y 3 asistencias en los 22 minutos que tenía en cancha. Pero su rol iba descendiendo a medida que pasaba la temporada tanto que el 32% en triples y, para sus entrenadores, su “floja defensa” interior le costaba entrar en la rotación del equipo de Colorado.

Pero su mayor problema vino en el segundo año en Denver Nuggets, disponiendo de menos minutos y ya con los primeros rumores de salida a través de traspaso. No sabemos si era más problema el que tu franquicia te quiera traspasar o que durante ese tiempo, no encontrase ningún equipo necesitado de los servicios del jugador argentino que veía como su luz se apaga en la NBA. Sus alegrías llegaban desde la selección argentina como en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 consiguiendo llevar a Argentina a los cuartos de final promediando 14 puntos 5 rebotes y 5 asistencias además de 28 minuto de juego en 4 partidos. Pero el tiempo corría y su contrato en Denver vencía el 30 junio de 2022 y sus especulaciones de vuelta a Europa se empezaban a reactivar. Pero el bravo base argentino confiaba en que apareciese una de las múltiples posibilidades de acceder al mercado NBA siempre en cuanto, los Denver Nuggets no culminasen la posibilidad de renovar el contrato. Ese hecho no se produjo y Campazzo se convirtió en agente libre y el nombre del Real Madrid volvió a resonar con fuerza. Porque era su casa, su prioridad en 2020 cuando se marchó y además era el equipo que contaba con sus derechos en un posible retorno a Europa que ilusionaba al madridismo porque Campazzo, dos años después de su marcha, seguía siendo el mejor base de Euroliga. Porque al Real Madrid el puesto de base, se le había quedado corto con la salida del base cordobés. Tras Facu, aparecieron Nico Laprovittola sin mucha suerte en sus dos años como madridista, Carlos Alocén que terminó lesionado en febrero 2022 y Thomas Heurtel que fue de más a menos pero tampoco tuvo el gancho que tenía Campazzo. Y para más inri, llegaron las lesiones que provocaban que primero Alberto Abalde y posteriormente Adam Hanga cogieran el testigo en el base en los momentos más importante de la temporada.

Y en 2022 llegó el más difícil todavía. La unión entre Campazzo y el Real Madrid se debió de producir pero primero salió Pablo Laso del Real Madrid y Facundo Campazzo reiteró su deseo de jugar en la NBA. Chus Mateo llegaba al equipo blanco y no parecía ser el mejor cartel para llamar la atención del argento para volver a Madrid, mientras sus representantes esperaron hasta casi el comienzo de la nueva temporada NBA – octubre 2022 – para buscarle acomodo en cualquier equipo NBA. Y allí empezaron las primeras negociaciones entre Campazzo y el Real Madrid que no fructificaron por motivos económicos y que saltaron por los aires en dos ocasiones. La primera cuando Luka Doncic reservó un lugar en Dallas Mavericks para dos meses con solo 8 partidos y 6 minutos de juego. Su temblorosa temporada iba en declive hasta que recibió una oferta de Estrella Roja en el mes de noviembre que el Real Madrid no pudo igualar. Un contrato de dos temporadas de 4,5 millones netos que hizo romper la unión Campazzo Real Madrid para siempre. 23 partidos jugó Campazzo en la Liga ABA con buenos promedios de 12 puntos y 6 asistencias en 25 minutos de juego, pero su gran problema vino en la Euroliga. Por culpa de una sanción al club serbio, Facundo Campazzo solo pudo disputar 9 partidos con medias de 15 puntos y 7 asistencias pero que no pudo jugar más ya que Estrella Roja no consiguió la clasificación para el Top 8. Mientras, el Real Madrid de Chus Mateo resurgía y con bases sanos y de calidad como Nigel Williams-Goss y el regreso de Sergio Rodríguez, conquistaron definitivamente la undécima copa de Europa para el madridismo. Desconozco si ese fue el momento donde la historia Campazzo y Real Madrid volvería a surgir. Porque el amor entre ambos siempre ha estado ahí como en 2014 cuando salió de Peñarol y en 2017 a su vuelta de cesión en Murcia. Y se ha confirmado esta mañana con el segundo regreso de Facundo Campazzo al Real Madrid con las mismas ganas, ilusión y liderazgo que abandonó en 2020 en su marcha a la NBA.

Porque Facundo Campazzo es base NBA aunque allí no lo supiesen disfrutar y ahora viene de nuevo a liderar al Real Madrid que es lo más parecido a la NBA en Europa. Un equipo que no atiende a transiciones y que siempre está dispuesto a ganar todos los títulos en juego. Por eso necesita a un base ganador, con garra, que sepa jugar con el resto del equipo y sepa situar la pelota en el lugar indicado en el momento justo. La afición madridista me consta que está contenta de volver a recibir al Facu y Campazzo está feliz de regresar a “su casa”. Y para empezar, volverá a juntarse con sus viejos compañeros de 2020 y volverá a compartir posición con aquellos que eran estrellas en 2014 como Sergio Llull y Sergio Rodríguez. La ilusión por delante y queda mucho trabajo por hacer, pero la historia de amor entre el Real Madrid y Facundo Campazzo continua. Aunque realmente, para ambos, es como volver a empezar.

Recuerda las mejores jugadas de Facundo Campazzo en el Real Madrid

 

Scroll al inicio
Ir al contenido