Inicio / Fuera de juego / ‘El golpe’: “no os dejéis engañar por las apariencias…”, que aún sigue siendo un peliculón.
‘El golpe’: “no os dejéis engañar por las apariencias…”, que aún sigue siendo un peliculón.
‘El golpe’: “no os dejéis engañar por las apariencias…”, que aún sigue siendo un peliculón.
El cumpleaños de las películas

‘El golpe’: “no os dejéis engañar por las apariencias…”, que aún sigue siendo un peliculón.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Publicidad
Espiralia Muelles y Resortes

Recuerdo que uno de los primeros artículos que escribí, lo empecé hablando de “delitos culturales”. Término inexistente dentro de nuestro vocabulario, pero que me sirve para representar lo grave que, en mi opinión, resulta el hecho de no haber visionado grandes películas a lo largo de tu vida. Una de estas es “El golpe”, film que, quién firma este texto, aún no había visto (a pesar de la insistencia de mis padres). Afortunadamente, puedo decir que hoy soy menos delincuente cultural. He disfrutado como un enano de una obra de culto que está de cumpleaños.

“The Sting” llegó por primera vez a los cines en 1973, ganándose de inmediato tanto el cariño del público como el de la crítica. Muestra de ello es su triunfo en la ceremonia de los Óscar de aquella edición, en la cual la película, haciendo honor a su título, dio un buen golpe y se hizo con siete estatuillas de las 10 a las que había sido nominada. A destacar, las de Mejor película y Mejor director para George Roy Hill.

La historia tiene lugar a comienzos de los años 30, durante la llamada Gran Depresión. El protagonista es Johnny Hooker (Robert Redford), un timador de Chicago que decide vengar la muerte de un amigo que ha sido asesinado por un temible gánster. Para ello se pondrá en contacto con Henry Gondorff (Paul Newman), uno de los mejores en el oficio del engaño, y con quien ideará un plan para desplumar al asesino de su colega.

Bajo esta premisa, George Roy Hill logró una de las películas más memorables del séptimo arte. Especialmente, dentro del género de robos y atracos. Hoy en día dominado por la saga de “Ocean’s Eleven”, pero cuya primera posición pertenece al título del que hoy escribo. Y es que “El golpe”, es más que una simple cinta de entretenimiento. Ya no solo por la puntuación que le otorga su inconfundible banda sonora, sino porque a mi parecer se trata de una gran lección de cine. A lo largo de la trama el dinamismo, la intriga y las sorpresas son constantes. Combinación de ingredientes que resultan básicos en las películas de este género y que aquí funcionan como un reloj.

Del elenco, qué decir. Todos los intérpretes bordan sus respectivos papeles. Desde los secundarios, encabezados por un siempre veraz Robert Shaw, hasta la icónica pareja formada por Newman y Redford. La cual, por cierto, ya había protagonizado años atrás la mítica “Dos hombres y un destino”, cuya dirección también estuvo en manos de Roy Hill. El director norteamericano fue el que, posiblemente, mejor entendió a dos de los mejores actores de la historia del cine, convirtiéndolos en pareja de hecho. Y la realidad es que solo hicieron esas dos cintas juntos.

En resumidas cuentas, se trata de una película que se debe ver sí o sí. Quizá a los más jóvenes, les eche para atrás el hecho de que sea tan “viejuna” y piensen que se van a encontrar con una obra tediosa y anticuada. Si eres de esos o sigues teniendo ese pensamiento después de leer este artículo, te diré simplemente que, parafraseando un poco a Henry Gondorff: “no os dejéis engañar por las apariencias…”, que aún sigue siendo un peliculón.

Scroll al inicio
Ir al contenido