Inicio / Fuera de juego / ‘Misión imposible: Sentencia mortal – Parte 1’: Ethan Hunt vuelve a cumplir, pero cada vez se lo ponen más difícil.
‘Misión imposible: Sentencia mortal – Parte 1’: Ethan Hunt vuelve a cumplir, pero cada vez se lo ponen más difícil.
‘Misión imposible: Sentencia mortal – Parte 1’: Ethan Hunt vuelve a cumplir, pero cada vez se lo ponen más difícil.
Estrenos

‘Misión imposible: Sentencia mortal – Parte 1’: Ethan Hunt vuelve a cumplir, pero cada vez se lo ponen más difícil.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Publicidad
Espiralia Muelles y Resortes

Decía Victor Hugo sobre el paso del tiempo que “los Cuarenta son la vejez de la juventud y los Cincuenta son la juventud de la vejez”. Y luego están los sesenta de Tom Cruise. Lo de este señor y su manera de envejecer, bien merece un estudio en profundidad. Si tuviera que hacer un símil futbolístico, diría que es lo más parecido a Luka Modrić que nos vamos a poder encontrar en las salas de cine. Y es que, para Ethan Hunt, al igual que para el jugador croata, el sumar años le hace más inmortal.

Tras muchas complicaciones y varios retrasos ocasionados por la pandemia, la séptima entrega de “Misión Imposible” ya está aquí. Y afortunadamente creo que podemos afirmar que la espera ha merecido la pena. “Sentencia Mortal: Parte 1” es para mí de lo mejor que se ha hecho en la saga junto a “Nación Secreta”. Lo que está logrando Christopher McQuarrie hay que aplaudirlo. Hace ocho años que el guionista de “Sospechosos habituales” y “Operación Valkiria” se hizo cargo de la dirección de una franquicia, cuyo futuro no auguraba un éxito seguro. En ese periodo de tiempo, no es solamente que la haya resucitado, sino que en términos de espectáculo no sería ningún disparate decir que ha logrado las tres mejores películas de la saga.

En esta nueva aventura, Ethan y su equipo se enfrentan al enemigo más peligroso hasta la fecha: La Entidad. Un organismo ciberespacial creado por la IA y cuya rebeldía ha puesto en jaque a todas las superpotencias. Quien logre controlarla tendrá en sus manos el destino del mundo y el de los siglos venideros. Un poder demasiado peligroso para cualquier gobierno que se haga con ella. Por lo que la misión de Ethan no residirá en atraparla, sino en destruirla.

Con este contexto como escenario de una misión que parece la más imposible de todas, la FMI se embarcará en uno de los trabajos más complicados de su trayectoria. Roma, Venecia, el desierto árabe y los Alpes suizos son testigos de ello. Evidentemente, el que de lejos es ya el salto más peligroso de la saga, hará que el último lugar que he mencionado sea el más destacado de los cuatro. Sin embargo, el film está tan bien logrado, que aún prescindiendo de él seguiría siendo igual de bueno. Estoy seguro de que la noche veneciana, las persecuciones de Roma y el tiroteo de Tom Cruise y la siempre elegante Rebecca Ferguson bajo la arena de Arabia permanecerá también en la retina del espectador durante mucho tiempo.

Que mi título no os engañe. Como se puede apreciar la película es un éxito y seguramente el blockbuster del verano. No obstante, el enfoque y la manera en la que transcurre la trama me invita a bautizar así este artículo. Y es que la sensación que deja, es el de un final muy cercano. Es lo único que no me gusta de esta entrega, junto con otro acontecimiento que no diré en pro de no hacer spoiler, pero que es la evidencia más clara de que a Ethan cada vez se lo ponen más difícil. De todas formas, espero equivocarme. Simplemente porque todos sabemos que “Misión Imposible” no es una maravilla cinematográfica, pero no hay duda de que en ese género de “films de acción para disfrutar como un enano” es lo mejor que hay. Y más en estos días en los que, tal y como está el mundo, necesitamos más que nunca ver ganar a los buenos. Una pena no tener a un Ethan Hunt de verdad que arreglase unos cuantos asuntos.

Ojalá que, aparte de la confirmada para el próximo año, quede una misión imposible más. Nuestro entretenimiento lo agradecerá y los, por desgracia, cada vez más diezmados cines también. Y es que Tom Cruise, además de jugársela contra oscuros enemigos, también pelea para que las películas se vean en la pantalla grande. Con diferencia, su misión más importante.

 

 

Foto de portada de filmelier.com

 

 

 

 

 

 

 

Scroll al inicio
Ir al contenido