GRUPO SALVACIÓN. Jª 5: BURGOS 5-0 LOS YÉBENES-SAN BRUNO

Fin de fiesta en El Plantío

Cargando...

Un Burgos ya salvado no dio opción a Los Yébenes, ya descendidos. Los locales, estrenando El Plantío para cerrar la temporada, endosaron una amplia goleada al conjunto de Aluche para poner punto final a un año en el que concluyen como líderes del subgrupo D. Los Yébenes, por su parte, se despiden de momento de División de Honor con la última posición asegurada.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

El Burgos se vio relegado a la lucha por la permanencia en la última jornada de la primera fase, pero en la segunda se ha encargado al menos de terminar como líder, con 34 puntos. La cara opuesta de la moneda está en el madrileño barrio de Aluche. Los de Adrián Román han hecho una segunda fase de mucho nivel, sobre todo en comparación con la primera, pero no han sido capaces de abandonar el farolillo rojo de la competición, que ocuparán definitivamente con 12 puntos.

El miedo escénico pudo con ambos equipos en los compases iniciales del partido. La entidad y las dimensiones de un estadio como El Plantío, ahora de Segunda División, conllevaron un tiempo de adaptación. El que primero encontró su sitio en el campo, no obstante, fue el Burgos, que, gracias a las potentes conducciones de sus jugadores de tres cuartos, consiguió las primeras ocasiones claras. Los burgaleses hallaron una debilidad en la banda izquierda de Los Yébenes y supieron aprovecharla con peligrosos centros al área.

En frente, Los Yébenes tenían dudas en la presión. Permitían la salida con el balón controlado de los locales y, para cuando decidían salir a buscar al rival, los atacantes burgaleses habían encontrado huecos a la espalda de la defensa. Así llegó el primer tanto local: Pol finalizó con frialdad un centro raso desde la derecha para hacer el 1-0 en el minuto 20. Después del gol, el Burgos tuvo algunas ocasiones más, en las botas de Santi y en la cabeza de Larry, pero Marcos apareció con solvencia para que no aumentara la diferencia en el marcador.

La pausa de hidratación llegó acompañada de cambios tácticos en ambos equipos que sentaron algo mejor a Los Yébenes. La primera ocasión tras la reanudación fue para los de Aluche, tras un buen pase filtrado de Acebedo, y, a partir de ahí, lo que restaba de primera mitad se convirtió en un correcalles. La suerte, en ese contexto, sonrió al Burgos. Ya en el tiempo de descuento, una combinación entre Pol y Santi terminó con una buena definición del segundo para hacer el 2-0. Con la celebración del gol alcanzamos el descanso.

Erik (Los Yébenes) protege la pelota ante Larry y Rober (Burgos)

Según se nublaba la tarde en Burgos, desaparecían también las esperanzas de remontada de Los Yébenes. Los de Adrián Román volvieron al césped de El Plantío con la actitud adecuada, y Solanes pudo incluso recortar distancias nada más salir, pero, cuando mejores sensaciones dejaban los de Aluche, llegó el 3-0. Un centro por la izquierda que no acertó a despejar ni la zaga ni Marcos alcanzó la posición de Larry en el segundo palo, y este envió a placer la pelota al fondo de la red.

Restaba todavía cerca de media hora, pero, a partir de ahí, el encuentro tuvo poca historia. Solanes encaró con peligro en varias ocasiones, aunque sin acierto de cara a puerta. El Burgos, que se había caracterizado en la primera mitad por las salidas en conducción y los balones a la espalda de los laterales, optó en la segunda por combinar desde atrás con más tranquilidad. Las ocasiones de peligro burgalesas, a pesar de todo, siguieron llegando con balones largos y rápidos. Así consiguió Arévalo hacer el 4-0, al rematar liberado dentro del área un nuevo centro raso desde la banda.

El cuarto de hora final, sin nada en juego, iba a estar protagonizado por Santi y Marcos. El delantero burgalés, que puede acabar la temporada pichichi, se centró en terminar todas las jugadas en solitario, y en frente encontró casi siempre a un Marcos muy inspirado. Solo superó al guardameta de los de Aluche en la última jugada del partido. Tras un recorte en el área, Santi engañó al portero y definió con potencia al palo corto. El 5-0, al final, cerró el año para Los Yébenes y Burgos con sensaciones opuestas, pero con el orgullo compartido de haber jugado esta temporada en División de Honor.

Ficha técnica