Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda B / Navalcarnero, la clave del éxito
Navalcarnero, la clave del éxito
Navalcarnero, la clave del éxito
La despedida de un gran año

Navalcarnero, la clave del éxito

En Navalcarnero se citaron empleados, cuerpo técnico y periodistas para disputar un partido en el Mariano González. En el encuentro vencieron los empleados y el cuerpo técnico, 3-1 frente a los periodistas. 

Publicidad
Restaurante Santamago en Sanchinarro

Navalcarnero es uno de esos equipos que marcan la diferencia. Es el orgullo de un pueblo. Navalcarnero es uno de esos clubes que traspasa fronteras. Te puede sorprender con un cartel en la previa de un partido o también organizando un encuentro entre empleados, cuerpo técnico y periodistas que cubren habitualmente la información del club. Navalcarnero siempre está cuando la situación lo requiere. Si un periodista no tiene botas -como es el caso del que escribe la presente- el Navalcarnero se las presta. Si se necesitan equipaciones, el Navalcarnero te las presta. Si hay que coger fuerzas después de un intenso partido, te abren las puertas de Las Cuevas del Príncipe para “llenar el estómago” después del ejercicio con una espectacular olla del segador. 

Alrededor de las 12:00 de la mañana -lo que menos importaba era el reloj- arrancó el partido en el Mariano González. Con la ausencia de un árbitro principal donde poco importaba un fuera de juego, el verdadero juez sobre el tapete verde era la amistad. La amistad entre un cuerpo técnico que ha encajado a la perfección en un equipo que estaba tocado, pero que poco a poco está sacando la cabeza de la parte baja. Bajo la mirada de Juan, el Presidente. Bajo los consejos de Antonio Fuentes desde la línea de cal. Lino fue el encargado de ponerse el brazalate de capitán en el equipo de los periodistas, dando también ordenes y corrigiendo posiciones. Carrizo tampoco se quería perder el partido a través de esa mirada que derrocha mucho fútbol, pero cargada de humildad, el reflejo del equipo de su pueblo.

Jaimez, Joya, Steven o el mismo Joaquín estaban viendo el encuentro desde el banquillo, disfrutando del partido y examinando las estrategias de los dos equipos -muy sencillas de dar con ellas-. Navalcarnero es distinto. Navalcarnero es la esencia del fútbol, ese equipo que sigue tocando la gloria con la yema de los dedos, pero que nunca olvida de donde viene y sabe muy bien cual es el camino del éxito. En Navalcarnero ganaron todos para despedir un gran 2018 donde el equipo disputó la Copa del Rey, y donde con Julián Calero en el banquillo acarició un puesto para la promoción de ascenso a Segunda División. Queda mucha historia por escribir a orillas de la A-5-. Navalcarnero, el ejemplo de todos. 

Fotografía: Isma Corregidor – El Gol de Madriz

Más noticias sobre...

Scroll al inicio
Ir al contenido