Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda / Emi y Molina llevan a la locura al Coliseum
Emi y Molina llevan a la locura al Coliseum
Emi y Molina llevan a la locura al Coliseum
El Geta logra una victoria agónica ante el Cádiz

Emi y Molina llevan a la locura al Coliseum

El conjunto de Bordalás se llevó los tres puntos frente a un rival directo. Los azulones tuvieron que adelantarse en tres ocasiones para lograr ganar al Cádiz

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

La tarde se presentaba desapacible en el Coliseum Alfonso Pérez, pero a pesar de ello la afición respondió a la petición que durante la semana había hecho Bordalás solicitando apoyo y dos horas antes del encuentro se reunieron en los aledaños del estadio para recibir al equipo. Así los azulones entraron en el partido desde antes del pitido inicial.

Jorge Molina, el gol azulón

Tanto es así que solo tardaron diez minutos en adelantarse en el marcador. Jorge Molina, una vez más, aprovechaba un gran pase entre líneas del argentino Emi Buendía para introducir el balón en la portería del Cádiz.

Bordalás: “Los rivales también juegan y tienen sus virtudes. Cualquier otro equipo se hubiera venido abajo, nosotros no”

Pero la alegría duraría poco en el bando azulón, como viene dándose en los últimos partidos. Los de Bordalás, que tuvo que ver el partido desde el palco para cumplir el primero de los cuatro partidos de sanción, encajaron el empate en una jugada a balón parado en el minuto 23. Khalifa Sankaré se adelantaba a Sergio Mora y remataba un saque de esquina de tal manera que Alberto nada pudo hacer por evitarlo.

La vuelta de Emi Buendía

Otra vez las dudas asaltaban a los getafenses. El conjunto madrileño se mostraba perdido, asimilando el golpe, hasta que volvió a aparecer Emi. El canterano parece que poco a poco vuelve a ser el que deslumbraba en el filial, tras haber superado una lesión que le mantuvo alejado del césped durante meses.

Emi Buendía: “Fue una primera parte redonda. Me sentí muy cómodo y espero poder seguir ayudando al equipo”

El siete del Getafe hizo el segundo gol local de la tarde sorteando a dos rivales y colocando un gran disparo, desde fuera del área, lejos del alcance de Alberto Cifuentes. El partido se iba al descanso controlado en el marcador y en el césped.

Tras la reanudación, el Cádiz salió algo más enchufado y la defensa getafense, en cuadro debido a las sanciones de Cala y Molinero tras el polémico partido frente al Reus, se afanaba en despejar cada balón que llegaba a las inmediaciones de la portería de Alberto. Hasta que en el minuto 70, Aketxe volvía a empatar el partido al transformar de forma magistral una falta al borde del área grande. Una falta señalada por una mano de Cata Díaz que bien podía haber sido penalti, si el árbitro hubiese considerado que ocurrió un milímetro más atrás.

Locura azulona

El partido entonces enloqueció ligeramente. Ambos equipos querían los tres puntos, pero no eran los suficientemente precisos en los pases, quizás influidos por un terreno de juego pesado tras aguantar la continua lluvia que caía en Madrid.

Jorge Molina: “Tenemos que estar a lo nuestro y sumar de tres en tres. Los rivales seguro que pincharán alguna vez”

Primero fue el Cádiz quien pudo decantar el marcador en su favor. Pero el árbitro anuló el tanto de Ortuño por un dudoso fuera de juego en el minuto 89. Tan solo unos minutos después, cuando ya se había cumplido la prolongación, Alberto Cifuentes derribaba a Gorosito en el área pequeña. Jorge Molina era el encargado de transformar la pena máxima, llevando al éxtasis a la afición azulona.

Más noticias sobre...

Scroll al inicio
Ir al contenido