Inicio / Fútbol / Fútbol de Segunda / El “nuevo” Rayo de Baraja cae en Lugo
El "nuevo" Rayo de Baraja cae en Lugo
El "nuevo" Rayo de Baraja cae en Lugo

El “nuevo” Rayo de Baraja cae en Lugo

portada lugo - rayo

El efecto Baraja no apareció en el Ángel Carro. Este Rayo parece no tocar fondo esta temporada. Primero Sandoval, ahora Rubén Baraja y los franjirrojos siguen sin conocer la victoria lejos de Vallecas. Tercera derrota consecutiva que encadena el conjunto vallecano que le sirve para caer a las posiciones más bajas de la clasificación. Sin juego, sin ideas, sin esquema…mucho trabajo tiene el nuevo cuerpo técnico para revertir la situación, que está lejos del objetivo de principios de temporada.

La ilusión por ver al “nuevo” Rayo de Baraja sobre el verde del Ángel Carro se desvaneció en los primeros compases del partido. El Lugo era amo y señor del esférico y del partido. El conjunto de Luis César se encontraba muy cómodo sobre el terreno de juego ante un Rayo que no asustó hasta el minuto setenta y nueve por medio de Miku.

Joselú, Jordi Calavera, Pedraza, Campillo…avisaban para los locales. El gol estaba al caer. El Rayo por su lado mostró su versión característica fuera de casa esta temporada, sin opciones claras de llevarse el partido. Los nubarrones teñían de negro la escena franjirroja. Lo mejor que le estaba pasando al conjunto de Rubén Baraja era el empate en el marcador, pero tanto lo intentaba el Lugo que en el minuto veinticuatro llegó la recompensa. Seoane aprovechó el barullo en la zaga vallecana para dejar el esférico dentro de la portería de Gazzaniga. El Rayo lejos de aparecer, de intentar ir a por el empate, no reaccionó ante el tanto local. El Lugo quería más e iba a por el segundo aprovechando las imprecisiones de los visitantes. Sin posesión, sin juego…la llama del Rayo se agotaba según pasaban los minutos.

Baraja se vio obligado a mover ficha a los treinta minutos del partido. Amaya tiene que abandonar el terreno de juego por lesión y entra en su lugar Quini. El Rayo seguía sin reaccionar. El Lugo quería aumentar la diferencia en el marcador al filo del descanso por medio de Pedraza, para dejar el partido visto para sentencia . El marcador ya no se iba a mover más, el uno era fijo en la quiniela, (1-0). Los hombres de Luis César controlaban el cuero a su antojo ante un Rayo sin unión y completamente desaparecido sobre el terreno de juego.

Los segundos cuarenta y cinco minutos iban a ser una prolongación de lo visto en el primer acto. Sin sobresaltos para el portero local, José Juan. En el minuto setenta y cinco, el nuevo técnico había agotado los cambios dando entrada a Miku y a Piti en lugar de Cristaldo y Mojica. El Rayo Vallecano seguía sin reaccionar mientras que Joselu y Campillo lo intentaban sin recompensa. Hasta el minuto setenta y nueve tuvo que esperar la hinchada rayista presente en el Ángel Carro para ver la ocasión más clara de los suyos, una acción en la que participó Miku con gran peligro pero que no pasó a mayores ya que se encontró con José Juan.  La hinchada no dejó de animar al equipo y volvió a demostrar que está muy por encima de lo que se ve sobre el terreno de juego.  El Lugo no pudo terminar con los once jugadores sobre el tapete verde ya que Miquel fue amonestado con roja directa tras una dura falta sobre Manucho. El marcador estaba condenado a no moverse más, (1-0). 

Sin tiempo para más, Aitor Gorostegui Fernández hizo sonar su silbato para cumplir el peor de los presagios del Rayo. Nueva derrota fuera de casa y tercera consecutiva que arrastran al conjunto a la zona peligrosa de la clasificación. Mucho. Mucho trabajo por delante para Rubén Baraja si se quiere ver a un Rayo cumpliendo los objetivos de inicio de temporada.

Las turbulencias están sobre Vallecas. El “nuevo” Rayo no carburó en el primer partido sin Sandoval. Nueva oportunidad para arrancar el próximo domingo a las 18:00h frente al Huesca.

 

Imagen de Irene Yustres

Texto de Miguel Sánchez Lorenzo

Scroll al inicio
Ir al contenido