2ª J: Rayo Vallecano 3 - U.D.Santa Marta 0

El Rayo arrolla al Santa Marta

Cargando...

Victoria con amplio margen de los vallecanos fruto de su contundecia arriba. Cano y Diego pusieron la distancia en la primera parte, ampliada por Igor en la segunda. El Santa Marta se mostró dispuesto, pero apenas inquietó.

Saludo inicial entre ambos equipos. Salida de balón del Rayo por parte de Castro

Mañana soleada en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. Sobre el césped, partido entre dos equipos que habían comenzado ganando en esta DH5. Los nervios de la primera victoria ya estaban fuera, y el objetivo era claro, una segunda para firmar un buen arranque. 

De comienzo, el Rayo Vallecano manejó más el balón pero sin una salida clara. Los balones pasaban mucho por el guardameta Miguel Morro, que buscaba en corto a un defensa que iniciara el juego, u optaba por el balón largo a banda para la pelea por alto de sus extremos. El Santa Marta con una presión alta impedía esa circulación por parte del rival. Tras un primer acercamiento tímido por parte de los salmantinos, los franjirrojos dispusieron de una buena oportunidad con un remate de cabeza de Castro a la salida de un córner, pero le faltó la dirección a portería. Los visitantes replicaron de inmediato con una oportunidad clara de Santos. Sin embargo, en ese rápido intercambio salió favorecido el Rayo. De Tomás cogió un balón en banda derecha con velocidad, lo filtró a Cano, que enfiló puerta rival y optó por un tiro potente para batir a Kike. El partido cambió de ritmo, con aún mayor control y posesiones largas. Sólo de saques de falta directa se acercaron ambos a inquietar mínimamente al portero contrario. Fue terminando el primer round y tras la pausa de refresco, cuando de nuevo por banda derecha De Tomás encaró, esta vez retrasó al capi Luis Aguado, que sacó un buen centro y de manera impecable remató Diego de cabeza suspendiéndose en el aire. 2-0 y ambos contendientes marcharon a vestuarios.

La segunda parte comenzó igual de activa. Unos intentaron seguir controlando el juego, con la idea de que con el balón podían ser mejores y cerrar el partido definitivamente. Los otros buscaban una mayor presencia ofensiva con un doble cambio realizado en el tiempo de descanso por Sergio Hernández para meterse de lleno en él. Todo ello deparó en una mayor intensidad y equilibrio que impedía ver ocasiones de peligro, tan sólo centros laterales que buscaban rematadores o simplemente, prolongaciones para llegar al área. Sólo fue reseñable la acción del tercer tanto, obra de Igor en el minuto 60. El defensa de los madrileños, justo después de recibir una amarilla por protestar alguna entrada que consideró dura, fue adentrándose en campo rival y sorteando oponentes hasta llevar el esférico a redes. Tras ésto, y el carrusel de cambios de Ángel Dongil para dar refresco a su equipo, el marcador ya no se iba a mover más, aunque el Santa Marta buscara al menos algo que celebrar y el Rayo también tuviera alguna en la cabeza y botas de Luis Molina, autor del gol salvador de la primera jornada y al que entrevistamos esta semana. Así, con el calor de mediodía que apretaba, se llegó al pitido final. 

La alegría fue para los de Vallecas, que suman 6 de 6 y la satisfacción de ir encajando piezas, corrigiendo fallos y aprendiendo los automatismos necesarios. Les espera un gran choque, uno de esos que decide la Liga la próxima semana, en el Cerro ante el Atlético de Madrid, de momento intratable líder con cotas de repetir la exitosa campaña pasada. El Santa Marta por su parte espera que las conclusiones de este partido sirvan de aprendizaje y recuperar su fortaleza como local ante un rival que ellos definen como de su misma liga, el Almendralejo, que llega de perder el derbi extremeño. Esto no para.