Alex Masogo es mediocentro en el juvenil A del Getafe CF

Capitaneando las operaciones azulonas

Cargando...

Alex Masogo empezó en el fútbol de la mano de su hermano Iván. Pasó por el Atlético de Madrid y sueña con trabajar a las órdenes de Bordalás. Si queréis saber más sobre uno de los capitanes del juvenil A azulón, no dejéis de leer su perfil.

xxxxxxxxxx

Empezó su carrera futbolística como prebenjamín en el AD Oña Sanchinarro de la mano de un apoyo fundamental para él, su hermano Iván. Pasó la etapa de alevín en el Alcobendas Levitt hasta que le llegó la oportunidad de probar suerte en el Atlético de Madrid. Y de ahí, cogió un vuelo directo al Getafe CF. Hoy, desde casa y con Pobla FM, os presento a uno de los capitanes del juvenil A azulón, Alex Masogo

A medida que uno va dando pequeños pasos en el mundo del fútbol, cada uno más complejo que el anterior, se da cuenta de que cada vez está más cerca de su principal objetivo: ser futbolista profesional. Si no hubiese podido iniciar este largo camino, Masogo hubiese elegido ser cirujano. Ahora mismo está estudiando 2º de Bachillerato, con el objetivo de acceder el curso que viene a la universidad y empezar la carrera de Criminología

Como uno de los capitanes que es, Masogo es un mediocentro con una increíble capacidad para la toma de decisiones en el terreno de juego, lo que ayuda mucho al equipo. Fuera del campo es muy distinto, es un chico alegre al que le gusta estar riéndose todo el rato. Aunque los que le conocen bien saben que, por las mañanas, tarda un rato en ser así, ya que se despierta algo "mustio".

Poco tiempo libre deja el fútbol entre los entrenamientos y los partidos de cada fin de semana. Después de cada entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Getafe por las mañanas, Masogo va a tratarse al fisio. Por las tardes va a clase y, siempre antes de cenar, le dedica un rato al gimnasio. Es importante aprovechar cualquier pequeño rato libre para desconectar. Sobre todo el fin de semana, hay que pasar tiempo con la familia y los amigos, y tener un rato de ocio. 

Sueña con llegar a jugar en el primer equipo del Getafe CF y trabajar a las órdenes del entrenador de moda, que lo tienen en casa: José Bordalás. Para ello se fija en varios futbolistas de primer nivel y trata de aprender de ellos. Sobre todo de su referente actual, el también azulón Mauro Arambarri.

Después de tantos años dedicándose al mundo del fútbol son muchos los instantes y recuerdos que van a quedar para siempre almacenados en su memoria. Como el viaje de vuelta a Madrid después de un torneo disputado en China con el Atlético de Madrid. Fueron momentos muy emocionantes que van a quedar almacenados en su disco duro. 

Cuando eliges el fútbol como pilar en tu vida lo primero que tienes que saber es que deberás hacer muchos sacrificios en tu rutina diaria. Encontrarás muchos obstáculos en tu camino. Debes saber que, por muy grande que sea la piedra con la que tropieces, lo más importante es la actitud con la que afrontas los problemas que van apareciendo en tu recorrido. 

Como buen futbolista que es, Masogo tiene una mentalidad muy fuerte, capaz de hacer frente a cualquier situación, y la inteligencia suficiente para solventar las dificultades que puedan aparecer. 

Nuestro protagonista está muy orgulloso de pertenecer al Getafe CF en la etapa más brillante de toda su historia. El ambiente en el vestuario, junto a sus compañeros del juvenil A, es muy bueno. Todos forman una piña y eso luego se ve reflejado cada fin de semana en el campo.

Cualquiera que haya seguido a este equipo durante esta temporada sabe que muchos de ellos siguen tremendos rituales antes de cada partido. Carpin llega siempre al campo con la camiseta de su tío fallecido. Alex Herrero tiene que pisar cada línea blanca en su camino desde el vestuario a la portería. Mata nunca más va a olvidar hacer esas dos pequeñas cruces en el suelo con el pie derecho. Heras besa siempre la foto de una virgen que lleva en la mochila antes de saltar al campo. Guille Amor tiene que llegar al campo escuchando música. Y Masogo no iba a ser menos. El mediocentro azulón siempre tiene que entrar al terreno de juego con el pie izquierdo. 

En el caso de que, una vez superada la crisis del COVID-19, puediera reanudarse la temporada en DH5, el objetivo del juvenil A del Getafe CF no es otro que conseguir todos los puntos que quedan por disputar para quedar lo más arriba posible en la clasificación. Al frente de todos ellos está Gary, un entrenador cercano con sus jugadores que les ayudará a alcanzar su objetivo. 

Masogo sueña con ser futbolista profesional y poder vivir de la que es su gran pasión. Pero con la crisis sanitaria que azota a día de hoy a medio mundo, el deseo más férreo de Alex  es que acabe toda esta pesadilla que está ocurriendo en España y que todos podamos volver a hacer una vida normal, valorando más cada pequeño detalle.