Inicio / DH5 / El Real Madrid derrota al Almería y revalida el título
El Real Madrid derrota al Almería y revalida el título
El Real Madrid derrota al Almería y revalida el título
REAL MADRID 2-1 UD ALMERÍA

El Real Madrid derrota al Almería y revalida el título

​Los goles de Pol Fortuny y Manuel Ángel en la primera parte dan la segunda Copa Del Rey de forma consecutiva al Real Madrid. El Almería recortó diferencias al final tras una cantada de Piñeiro, pero el marcador no se movió.

El campeón vuelve a levantar el trofeo. El Real Madrid ha revalidado en León su éxito como ganador de la Copa del Rey juvenil en un choque ante el Almería (2-1) que inclinaron de su lado en un primer cuarto de hora portentoso y donde sólo un gol de Rachid en el tramo final de partido dio emoción a los últimos minutos.

El Real Madrid, vigente campeón, quiso demostrar desde el inicio, y decir claramente al aspirante almeriense, que este título no se le iba a escapar. El ‘rey de copas’ juvenil no quería sorpresas, no quería sobresaltos, y salió muy dominante al césped del Reino de León.

El balón era blanco, el ritmo de juego era madridista y sólo alguna salida rápida al contragolpe con la peligrosa dupla Rachid-Marciano dio algo de oxígeno al Almería. Pero pronto llegó el primer golpe de los de Arbeloa.

Youssef, uno de los destacados esta temporada en el juvenil merengue, puso un gran centro que Pol Fortuny, que cumplía 18 años, remató de cabeza para poner el 1-0 y darse el mejor regalo de aniversario posible. El Madrid, ya en el minuto 8, ganaba.

No bajó el ritmo el conjunto blanco, que tuvo otra buena oportunidad en las botas del capitán Manuel Ángel respondida con una gran acción de Marciano que, en el pase atrás, no se encontró con la precisión de su compañero Varón, lo que le impidió finalizar con éxito una gran acción.

Pero el ‘rodillo’ madridista seguía a lo suyo, a sentenciar cuanto antes el partido, a retener una temporada más el trofeo de la Copa del Rey. A la salida de un córner, Manuel Ángel enganchó una potente volea con la zurda que se coló por la izquierda de la meta albirroja. El Madrid acariciaba ya el tiítulo con poco más de un cuarto de hora de juego.

El choque se convirtió en un partido-control del Real Madrid, que congregó la gran mayoría de la posesión de balón, impidió que tuvieran ocasiones en el conjunto almeriense y, en cambio, tuvo sus opciones de ampliar su renta antes del descanso.

La segunda mitad mantuvo el mismo guion, con un Real Madrid dominante, teniendo la pelota y evitando cualquier atisbo de peligro para el Almería, que apenas podía asomarse al área rival. Es más, el mejor en el cuadro andaluz estaba siendo su meta, Bruno, que, con varias intervenciones de mérito, mantenía con vida las opciones albirrojas de empujar por la victoria en un choque donde el dominio blanco era notable.

El Almería tenía que arriesgar, dio un paso adelante en la presión y empezó a salir a la contra y al ataque con más hombres. Y en una acción de presión, llegó su gol, provocando el error del meta madridista Piñeiro a la hora de despejar un balón para dejar el tanto en bandeja a Rachid, que metía en partido a los de Lasarte (2-1). Lo intentó el Almería hasta el final ante un Real Madrid sólido y seguro, que no mostró fisuras en defensa y sacó oficio y calidad para defenderse de las acometidas andaluzas.

Finalmente, los de Arbeloa aguantaron lo suficiente como para llevarse el título de campeones de Copa del Rey, revalidando el triunfo de la pasada temporada, ante la gran revelación de la temporada, el Almería, que mostró todo su potencial también en el Reino de León.

Scroll al inicio
Ir al contenido