Inicio / DH5 / Sergio decide en Ganapanes
Jª 9 – Unión Adarve 0-1 Rayo Majadahonda

Sergio decide en Ganapanes

El Rayo Majadahonda convirtió su primera llegada al área de las 12 que consiguió en el encuentro mientras que el Adarve no aprovechó ninguna de las 32

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El último choque de la DH5 en este fatídico año 2020 pintaba a partidazo. Se enfrentaban el Unión Adarve contra el Rayo Majadahonda. Tercer clasificado contra cuarto. El barrio del Pilar contra la ciudad de Majadahonda. Un estilo más directo contra un estilo más de toque. El partido prometía.

Arrancó el encuentro con un Adarve más echado hacia adelante que el Majadahonda. Chupe estaba siendo estos primeros minutos el arma ofensiva local que más intentaba romper el marcador. Primero con una buena jugada personal y un pase cortado por un defensor majariego, y luego con un chut que se estrelló en un defensor. También Xairo, peinando un balón, y David, con un tiro desde el borde del área tras un rechace, probaron fortuna pero sin suerte. 

Pasaban los minutos y seguía siendo el bando local el que dominaba el encuentro. La pizarra de Bardera no salió exitosa por poco, pues un tiro de Iker fue repelido por otro defensa visitante. Sin embargo, en el minuto 32 llegaría el solitario gol del encuentro. Balón que le llega a Ruizma en zona de tres cuartos en banda diestra y que centra entre los zagueros rojinegros. Allí estaba Sergio, que con un majestuoso giro de cabeza cabecea el balón al palo contrario de donde estaba Miguel P. Imparable para el meta.

Contestaría pocos minutos después Ibáñez con un voleón pero fácil para Nico. Y en el 42’, de nuevo el goleador chutaría cruzado y su disparo provocó el “uy” en la grada de Ganapanes. Pasó rozando el palo. Al descanso, 0-1.

La segunda parte fue bastante más pareja. No por el número de ocasiones (porque como se dijo anteriormente, fueron 32 llegadas locales por 12 visitantes en todo el partido) pero sí en sensaciones y control del juego. El Adarve ponía las ganas por lograr el empate, mientras que el Majadahonda ponía la cabeza y la inteligencia.

Hasta el minuto 67 no hubo realmente una ocasión manifiesta. Ibáñez, con su más de metro noventa, cabeceó alto una falta colgada que parecía más un córner por el lugar del lanzamiento. Y en el siguiente minuto, los de Alberto Álvarez pudieron hacer el segundo. Una falta de comunicación entre defensas y portero local hizo que Morán tuviera una ocasión a puerta vacía. Pero la lejanía y la localización del delantero majariego hicieron que a su chut llegara Sánchez para sacar el balón a pocos metros de la línea de gol.

El Adarve ya dejaba muchos huecos y mantenía pocos jugadores atrás a la hora de atacar, centrados en el empate. Dispusieron de numerosos de los ataques propios de este equipo: balones procedentes de saque de banda que llegan al área para que sean cabeceados. La más destacada fue una de Miguel García que detuvo Nico. Visto desde otro punto de vista, cabía la posibilidad de que el Majadahonda matase el partido en alguna contra, cosa que no consiguió en parte a que Miguel Prieto hacía más de libre que de portero.

A falta de cinco minutos, el mismo Miguel García ya se colocó como delantero centro buscando la épica, la cual no llegaría. Así pues, Morona del Campo señaló el final del partido pasado el minuto 93. Victoria de los visitantes que volvían a jugar tres semanas después por los casos de COVID en los rivales.

Ficha técnica

Foto principal: Lucía Pérez

Scroll al inicio
Ir al contenido