Jª 10 – UNIÓN ADARVE 1-1 U.D. LA CRUZ VILLANOVENSE

Una final que termina en tablas

Cargando...

Adarve y Villanovense empatan en un partido loco, con multitud de ocasiones, cuyo punto sabe mejor a los serones que a los madrileños

xxxxxxxxxx

Estaba marcado en rojo este partido desde que Filomena impidió que se disputara en su fecha. Los locales porque, de vencer, tendrían muy favorable el paso al subgrupo de campeones, mientras que los visitantes por sumar más puntos de cara a la segunda fase de la temporada y evitar el descenso.

El partido comenzó muy intenso, con dos equipos que no daban un balón por perdido y cuyos primeros compases sirvieron para conocerse los equipos mutuamente. Sería pronto, en el minuto 16, cuando el Adarve haría su gol. Iker recogía un balón suelto fuera del área para pegarlo raso y que este entrara lamiendo el palo.

Pronto contestaría La Cruz Villanovense con la más clara que tuvo en la primera mitad. Más que el gol. Óscar se encontró en un mano a mano con Miguel, y su disparo cruzado fue rozado mínimamente por el meta local, lo que evitaría el gol de los extremeños. 

Siguieron las ocasiones con un claro tinte rojinegro. Ibáñez se crearía una jugada personal cuyo chut se marchó por encima del larguero; al igual que pasaría con un disparo de Diego desde fuera del área. Los visitantes se acercaron a la portería defendida por Miguel Prieto una vez más. Y digo acercado porque el meta de los lobos metió dos manos que evitaron que se colara un centro chut primero y, en la misma jugada, otra mano que impidió que un jugador serón empalara el esférico.

Antes del descanso, los de Borja Bardera pudieron meter hasta dos goles más. Ñete salvó bajo palos un chut de Ayuso y el travesaño se opuso a que una vaselina de Ibáñez se colara a las redes. Pero quien encontró el gol fueron los de verde. En el 44’, Óscar lanzó un córner a media altura al primer palo que terminaría entrando. Con el lío de jugadores, nadie sabe si fue el propio Óscar quien introdujo el balón desde la esquina, si fue un jugador local el que se lo metería en propia o si fue Tapia el que termino empujando el cuero. Al descanso, 1-1.

Javier Tapia (La Cruz Villanovense) en un saque de banda

A la vuelta del vestuario se vivieron minutos de más tranquilidad que los vividos durante toda la primera mitad. Xairo pudo hacer nada más salir el gol que pusiera por delante a los lobos, pero Mateu tapó muy bien y enviaría el balón a córner.

Se enfriaría el ritmo del partido. El patadón y a correr que se había dado durante todo momento se convertía en protagonista absoluto, dejando como papel de reparto a las oportunidades de gol. En el 71’, Mateu resolvió en dos tiempos un tiro de Ibáñez a la media vuelta y con la zurda. Más tarde, el mismo protagonista local no cantó el segundo gracias a que un defensor de los de José González “Gus” se cruzaría en la trayectoria.

Ya en los últimos minutos, el corazón pudo más que la cabeza. Con los dos equipos no muy bien ordenados que digamos, ambos disfrutaron de una oportunidad de hacerse con la victoria. Para los locales la tuvo Luis, pero su disparo tocó en un defensor y se marchó rozando el palo. Pero la más clara fue para La Cruz Villanovense. Benítez montaría una contra de dos contra uno y decidió probar fortuna desde el medio del campo, al ver a Miguel demasiado adelantado. No era una mala idea. Ni mucho menos. Pero no logró pegar bien al balón y este se marchó casi al córner. 

El partido finalizaría con faltas lejanas botadas por Iker buscando rematador pero que no puso en aprietos a Mateu. Terminó el partido con el mismo resultado que al descanso, 1-1.

Ficha técnica