Jª 1 FASE PERMANENCIA – CANILLAS 1-1 EFMO BOADILLA

Canillas y Boadilla, X en la quiniela

Cargando...

Empate con sabores distintos según el lado desde el que se mire. El Boadilla logró su gol en el primer minuto de juego; el Canillas lo consiguió en el 66’

xxxxxxxxxx

El partido no pudo empezar mejor para el Boadilla. Primer minuto de juego y gol. Saque de banda cercano al área que no consigue peinar el jugador visitante ni despejar el local, y el balón le llega manso a Pedro Bravo, “Pepo”, para que fusilara a Iker.

En el 5’, el Canillas tuvo su primera oportunidad. Fabio se liberó de la marca y remató muy picado un saque de córner. Dos minutos después, David tuvo que meter la mano a un centro de Marcos que se colaba en la portería.

El Cani era quien llevaba la manija del encuentro, proponiendo un juego centrado en atacar por medio de centros desde los laterales y saques de esquina. Sobre todo, saques de esquina pero que no encontraban rematador gracias a la férrea defensa roja del Boadilla.

De nuevo, el campo exclamó un “uy” cuando de nuevo Marcos colgó otro balón que se convirtió en otro tiro, pero que se fue por encima del larguero. Y algo más tarde, un tiro de Taha para terminar jugada después de uno de tantos córners se marchó alto.

Desde este último acercamiento hasta el final poco más hubo. Únicamente un remate del visitante Jaime pero anulado por fuera de juego. Al descanso, 0-1.

La segunda parte parecía una continuación de la primera, es decir, el Canillas dueño y señor del partido, pero por debajo en el marcador. En el 49’, los locales pidieron penalti por posible mano de un defensor, pero Martínez Madroñal no vio nada punible.

A un tiro con la pierna menos buena de Jorge Gutiérrez que le salió alto y desviado le contestó otro que tampoco cogió puerta de Jaime. Estos compases de partido fueron los más equilibrados, pues el Boadilla echó un pasito adelante en el campo.

Hablar de justicia en el fútbol es muy complejo, pero es probable que, teniendo en cuenta los acontecimientos del partido, el Canillas mereciera el gol del empate. No llegó con un disparo muy claro de Jonatan, pero sí con uno de Fabio. Centro de Álvaro Camarero y el primer remate de Álvaro Abelleira le cae al goleador, que de volea y a la media vuelta enviaría el balón a la red superando al meta visitante. 

Minutos después, los del oeste de Madrid tuvieron su acercamiento más peligroso desde el gol (y el único). Falta colgada al segundo palo donde el capitán Daniel, sin oposición, introduce de nuevo el balón al corazón del área para que algún compañero lo rematara. Lo logró Diego, pero muy forzado y terminó en las manos de Iker. La respuesta de los locales fue un disparo a las nubes de Jonatan desde dentro del área. Muy clara esta última.

Daba la sensación de que el conjunto visitante daba por bueno el empate, mientras que los de la capital veían que podían hacer el segundo. Así fueron los últimos minutos. Acoso y derribo del Cani, y el Boadilla defendiendo con todo y despejando balones. Un tiro de Diego Toribio que se marchó al lateral de la red y un tiro demasiado cruzado de Álvaro Camarero fueron las oportunidades para hacer el segundo que hubiera desatado la locura. No fue así. Al final, reparto de puntos.

Ficha técnica