Inicio / DH5 / Cuesta arriba con premio al final
Cuesta arriba con premio al final
Cuesta arriba con premio al final
jº 3 Burgos 3 - 1 Cruz Villanovense

Cuesta arriba con premio al final

El Burgos consigue llevarse los 3 puntos en su campo después de ir por detrás gran parte del encuentro contra el Cruz Villanovense.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Comenzaba con el pitido del árbitro el partido de la tercera jornada para el Burgos y el Cruz Villanovense a las 18:00 del sábado. En los primeros minutos del encuentro ambos equipos estaban muy motivados, tenían un plan de juego claro, y lo estaban desarrollando como tenían pensado. 

El equipo extremeño creó alguna que otra ocasión de peligro enviando balones largos a la espalda de la defensa, y presionó fuertemente la salida de balón del rival, algo incómodo para el equipo de casa, que le gusta sacar el balón jugado desde atrás. Por otro lado el Burgos mantuvo la posesión y apeló a las conducciones largas de balón para jugar ante la última línea. 

El Burgos estaba creando más peligro que el quipo visitante, llegando más a puerta y manteniendo el balón, sin embargo en el minuto 28 de juego, uno de esos balones largos de los verdes, llegó al área y fue controlado con éxito por el delantero de la Cruz, quien recortó al defensa consiguiendo que este llegase tarde y derribase al punta cometiendo penalti. Fue Javier Tapia, el capitán del equipo visitante quien chutó desde los 11 metros, sin embargo, el portero del Burgos aguantó muy bien logrando que el lanzador se pusiera nervioso y enviase el balón por encima del larguero.

El partido continuó igual que como había comenzado, y justo cuando se iban a ir empate a cero al vestuario, una jugada igual que la que terminó en penalti volvió a tener lugar en el área de los de Burgos. Penalti de nuevo, solo que esta vez Javier iba a convertirlo poniendo el balón raso al palo izquierdo del portero, poniendo así el 1 – 0 justo antes del descanso.

En la segunda parte el Burgos salió con la misma idea de partido, pero los de fuera se cerraron atrás, dejaron de presionar tanto la salida de balón del rival y esto se tradujo en más protagonismo para el equipo castellano, protagonismo que no se tradujo en  peligro para el rival.

Hasta la última media hora de partido los blanquinegros, que no habían bajado los brazos en ningún momento, comenzaron a crear ocasiones más claras. Así, en el minuto 73, Saúl consiguió rematar un centro lejano que venía desde la banda izquierda, testarazo y balón a la red. El equipo local se vino arriba, y nueve minutos después el capitán del Burgos hacia el doblete empujando un balón dentro del área que venía raso desde la izquierda.

El planteamiento del míster había comenzado a dar sus frutos y la Cruz no supo responder de manera contundente, mientras que el Burgos cada vez se veía mejor. Hasta el punto en que Omar, quien había estado dándole profundidad al equipo todo el encuentro, entró en el área y recibió una falta provocando otro penalti en el minuto 90, penalti que él mismo convertiría poniendo el 3 a 1 y quitándole toda opción de empatar al contrario. 

Otra dura victoria del Burgos en casa que deja buenas sensaciones en el campo, a pesar de la falta de verticalidad en algunas ocasiones, impecables en defensa y muy buena circulación de balón durante todo el encuentro.


 

 

Scroll al inicio
Ir al contenido