Inicio / DH5 / El CDI de la Amistad tiñe el derbi de amarillo y cree en la permanencia
El CDI de la Amistad tiñe el derbi de amarillo y cree en la permanencia
El CDI de la Amistad tiñe el derbi de amarillo y cree en la permanencia
Jª 18.- CDI de la Amistad 2-0 Real Valladolid

El CDI de la Amistad tiñe el derbi de amarillo y cree en la permanencia

No llegaban el CDI de la Amistad y el Real Valladolid en buen momento. La crisis de resultados hizo que ambos conjuntos estuvieran sedientos de victorias. El conjunto palentino tenía la necesidad imperiosa de sumar de tres si desea salvar la categoría. En su feudo han guisado 10 de los 11 puntos con los que llegaba a la jornada 18. Las esperanzas pasan por no descender pasan por allí, por aprovechar el aliento y empuje de su afición. Se toparía con un Real Valladolid, cuyas salidas se co

El CDI de la Amistad tiñó el derbi de amarillo merced a los goles de Iago, en propia puerta, y Brian en los primeros compases de cada tiempo. La sólidez de Álex en la meta fue decisiva para abrochar la victoria. Con la victoria suman 14 puntos y se sitúan a tres de los puestos de salvación que marca la Cruz Villanovense. El Real Valladolid se volcó con voracidad y dispuso de ocasiones claras para, al menos, maquillar el resultado, pero parece que la fortuna les está dando la espalda.

El conjunto palentino tuvo el inicio soñado. No se habían cumplido los primeros cinco minutos del envite cuando Iago introdujo el cuero en su propia portería cuando se disponía a despejar un centro lateral. Tantos golpes en el camino, pensaría el conjunto local, que ya era hora de recibir buenas noticias. El 1-0 no dinamitó el plan del Real Valladolid. Reaccionó con valentía, impuso su juego de posesión y toque. Álex se hizo grande para atajar un remate de Pedro tras un saque de esquina. Estaba claro que para lograr la victoria había que sudar tinta.

El encuentro se descontroló en el minuto 20 cuando Iker derribaba a Aday cuando este encaraba a puerta con velocidad, siendo el último hombre. Una acción en la que los blanquivioletas reclamaron tarjeta roja, pero que el árbitro interpretó como una falta merecedora de tarjeta amarilla. Un castigo leve, para lo que fue la acción. Con ello, el ritmo de partido se enfrió. El CDI de la Amistad dispuso de dos remates que no encontraron portería y el primer acto echaría el telón con el 1-0 en el marcador.

El Real Valladolid volvió al tapete con ganas de voltear el marcador. Canario tuvo el empate, pero fue Iker, en el minuto 51, el que tuvo la fortuna de embocar a puerta para poner el 2-0. De nuevo, el empuje blanquivioleta se veía castigado. Juan Carlos Pereira no quiso esperar para dar entrada a Nico y Castillo en busca de mayor mordiente. Y la reacción no se hizo esperar, pero parece que el Real Valladolid está negado de cara a portería. Primero fue Castillo el que estrelló el cuero en el larguero y luego fue Pedro, quien repitió la historia. ‘La portería se encoge’, pensarían los blanquivioletas que miraban desolados las oportunidades claras. Pero a perro flaco todo son pulgas. Al mal del desacierto se unió la contusión en la cabeza de Castillo, por lo que el Real Valladolid tuvo que encarar los últimos minutos en inferioridad numérica. El dominio seguía sin traducirse en goles y la sensación de impotencia se adueñó de un Real Valladolid que suma su octava derrota en diez partidos.

Scroll al inicio
Ir al contenido