Inicio / DH5 / Una remontada como broche final
Una remontada como broche final
Una remontada como broche final
Jª 30. RAYO CIUDAD ALCOBENDAS 2-1 GETAFE C.F. SAD

Una remontada como broche final

El Rayo Alcobendas se volvió a superar. Los de Rubén Bullón consiguieron remontar un partido que se las había puesto cuesta arriba con el tanto de Ismael Fernández. En la segunda mitad sacó ese gen competitivo que tiene para demostrar que es un gran equipo, capaz de luchar contra los equipos más grandes de la Comunidad de Madrid. De esta forma, el equipo del norte termina el año de la mejor forma posible.

La última jornada de liga había deparado una gran batalla entre dos equipos que están en buna dinámica. El equipo del norte de la capital llegaba a esta jornada con la misión de acabar lo más arriba posible, tras arrebatarle la tercera plaza al Leganés el pasado fin de semana, y cosechar su sexta victoria consecutiva. Por parte del Getafe pretendía sacar los tres puntos para acabar el curso en sexto lugar.

El inicio del choque viene siendo la tónica habitual de los partidos que juega el equipo local en casa. Los franjiverdes dominaban la posesión con más posesión de balón y no dejando salir al conjunto azulón de su propio campo. Aun así, los visitantes estaba cómodo, esperando su oportunidad para salir al contragolpe con la velocidad de los de arriba. De hecho, tuvieron la primera con tiro de Hans a las manos del portero.

Los de Rubén Bullón continuaban con proponiendo con el balón sus botas, priorizando la circulación por los costados. La tuvo Arribas con un centro que se envenenó, sorprendiendo al portero y golpeando en el larguero. El Rayo iba avisar con un tanto de Navarro, pero fue anulado por una falta dentro del área.

Hacer daño por el centro era prácticamente imposible. Había mucha gente y la defensa visitante estaba muy atenta a todos los ataques. Los locales, es cierto, que no paraban de intentarlo una y otra vez. La última fue de Jesús Arribas que concluyó la jugada con un remate en la esquina del área con poco ángulo un balón muerto. La pelota se fue por encima del travesaño.

En la reanudación del choque, el equipo visitante mejoró y se notó mucho en todas las facetas de juego. Había más espacios y  lo iba a aprovechar el Getafe. Iván del Olmo le dio un gran pase a Edu Llorente y éste se la dejó regalada a Ismael Fernández. El delantero remató solo ante Marc marcando el primero del encuentro.

Tocaba ponerse el mono de trabajo para los locales que no querían caer derrotados ante su gente. El gol le sirvió para espabilar al Rayo que aceleró la circulación de pases y crearon mucho más daño. En el 64, Carvajal luchó para lograr tener una posición de remate,  pero no le dio tiempo gracias a una buena salida de Benito.

Los de casa seguían insistiendo ante un rival que se defendía con unas y dientes todas las embestidas. El asedio y derribo estaba siendo notable a raíz de los cambios que han revolucionado el encuentro. Un empate se lo merecían como mínimo. A falta de cinco minutos, Carvajal iba aprovechar una mala salida del portero para poner la igualdad en el luminoso. El delantero metía su vigésimo cuarto gol de la temporada.

Pero el Rayo quería más. Había tiempo para poner la guida al pastel. Por ocasiones no iban a faltar. Pablo Pozos remató de cabeza, pero le dio al palo y en el 89, Carvajal buscó el doblete con un remate a puerta en el área que paró Benito. Ya en el añadido, llegó el gol de la victoria. Este fue de Nicolás Fernández que recibió un mal despeje en el área y remató a puerta con calma marcando el segundo gol. 

Foto: Rayo Alcobendas

Scroll al inicio
Ir al contenido