Inicio / LN12 / Un punto de fe
Jª 7. ALCOBENDAS 1-1 CD CANILLAS

Un punto de fe

Todo esfuerzo, tiene su recompensa dicen los sabios. Así se podría definir el balance que ha llevado el equipo local hasta ahora. Un punto que le hace subir la moral por las nubes, y más, cuando el partido se les ponía en contra, una vez más. El Canillas, con lo poco que hizo, se llevo bastante. El equipo visitante se adelantó gracias al gol de Álvaro antes llegar a la mitad del primer periodo.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El equipo local llegaba al partido sin ningún punto en su mochila. Aún no conocía, la victoria, ni siquiera el empate. Con 2 goles a favor y 19 en contra. El nivel y la imagen que había mostrado tenían que cambiarla para poder seguir hacia delante y cambiar la dinámica. Aún quedaba mucha liga por delante, pero conseguir algún punto en este encuentro sería crucial para el objetivo de mantenerse en la categoría.

En el otro lado estaba el Canillas. Un equipo que está pasando por un camino de tierras movedizas, y que no encuentra un rumbo estable que pueda luchar y combatir por los puestos de arriba. Está en mitad de tabla, con ocho puntos, y en tierra de nadie. Siete puntos son los que le distancia con el líder, el Atlético de Madrid, y a la vez, esta misma cifra se lleva con los últimos.

Primeros compases a un ritmo muy alto, sobre todo del Alcobendas que presionaban mucho la salida del balón provocándoles muchas dudas en el campo contrario. El equipo entrenado por David Hernández buscaba las cosquillas a su rival con el pelotazo arriba y en busca de una segunda jugada que haga daño a la zaga visitante.

Sin embargo, quien lo probó primero fue el Canillas después de un disparo de Daniel que buscaba sorprender al guardameta, pero su balón salió muy desviado. Había mucho peligro si el Alcobendas no hacía bien la presión porque había muchos espacios atrás y tenía mucho camino libre hasta la portería.

También lo intentaban los de verde, a la espalda de los defensas y a la carrera de los atacantes de arriba. Esta vez era Jorge quien ganaba su partida a sus defensores para buscar un centro horizontal en busca de Jesús, pero la defensa visitante despeja sin muchas dificultades.

El Alcobendas no dejaba un respiro al Canillas, quitándose el balón de encima. Los locales tenían la pelota en el campo rival pero cuando se acercaban al campo rival no lograban crear un peligro inquietante.

El Canillas optaba por una jugada aislada o mediante jugadas personales. En una de esas jugadas lograron sacar un saque de esquina, que a posteriori iba venir el primer gol del partido. En un córner botado por la derecha, el cuero le llega a la frontal a Álvaro que disparó un tiro franco pegado a la cepa del poste, imposible para el portero. Se lamentaba el técnico local que no podía creer un error así en el despeje en estas categorías.

Duro palo para el Alcobendas que veía como el partido se ponía cuesta arriba en un encuentro donde no había pasado muchos apuros. Los jugadores locales intentaban resarcirse. No le dan la espalda al partido, pero continúan sin ideas en el campo rival. Así difícil que consigan algo que les pueda seguir metiendo en el partido.

 

En otro córner peligroso, se repite la misma jugada que en el gol, pero esta vez le cae el balón a Fabio, que cuando la pelota iba cruzar la línea, salva bajo palos la defensa. Vaya desesperación del míster local.

En el último cuarto de hora de partido, el Canillas estaba muy cómodo sin balón y con balón. Sabían que era importante aguantar este resultado al descanso. Mientras que los locales, lo intentaban con centros horizontales y verticales, pero sin encontrar a ningún rematador.

Llegamos al descanso con un solitario gol para el Canillas, en un encuentro que los locales empezaron muy fuertes, pero no consiguieron perforar la red visitante, todo lo contario en su rival, que veía como a la mínima se adelantaba en el partido.

En la reanudación del choque, los 22 jugadores seguían con la misma intensidad bajo el terreno de juego. Quizás algo mejor el equipo visitante, que se logró soltar antes que el Alcobendas y buscaban sentenciar el partido cuanto antes mediante un fuerte disparo de Imanol sin mucho peligro.

Los saques de esquina estaban creando mucho peligro. Esta vez le tocó al equipo local que vio como la suerte no estaba de su lado. Un mal despeje de la defensa del Canillas le llegó a las botas del “9” pero el balón lo consigue sacar un jugador visitante sobre la línea gol. La ocasión más clara de los locales, llegaba en el 55.

Los cambios se sucedían, el Alcobendas metía a gente de refresco arriba para poder igualar el partido, y al menos, pescar un punto. Las nuevas incorporaciones hicieron efecto y el partido se giró al bando local que se acercaban cada poco tiempo al campo contrario.

En una jugada aislada tras un saque de banda largo, se produjo el susto del partido. El portero del Canillas fue a coger el cuero cuando se encontró con un jugador del Alcobendas, donde el guardameta cayó desplomado en el suelo. Rápidamente, todos los jugadores llamaron a los médicos para socorrerle lo antes posible. Afortunadamente todo se quedó en un susto. El portero fue cambiado tras el aplauso de todo el graderío del estadio.

Tras el parón de más de siete minutos por el fortuito choque, los siguientes minutos fueron muy fríos tanto en el juego como para los protagonistas que no conseguían enlazar ninguna jugada peligrosa.

No obstante, en los últimos veinte minutos el partido creció de emoción y de mucho nerviosismo. Los de casa iban a tener en el empate tras un buen centro de Jesús que vio la incorporación en la otra banda de Cristian, pero su remate lo repele el palo. No se lo podían creer.

En los últimos minutos, el Alcobendas intentaba el empate a la desesperada. No podían perder otra jornada más. Sin embargo, el Canillas arriba puso a gente fresca para las contras, pero no lograron ejecutar ninguna con éxito.

Ya en la última jugada del encuentro, una falta sacada en la mitad del campo, el portero pone un balón templadito al balcón del área para que “Luismi”, al segundo palo, rematase el balón y se colase dentro de las mallas. Saltos de alegría para los de David que veían como tenían en su mano su primer punto de la temporada.

Así llegamos a la conclusión del partido trepidante hasta la ultima jugada del encuentro. Caras de felicidad para los de casa que veían este punto una salvación después de cómo se había puesto el encuentro, y que toman aire antes del parón navideño.

No acabar, sin mencionar el buen detalle que ha hecho el Alcobendas de realizar una buena actividad de recogida de alimentos para los más necesitados en estas fechas tan destacadas y en un momento difícil que atravesamos.

Scroll al inicio
Ir al contenido