Inicio / El Poli / Olor a goma quemada / Carlos Sáinz brilla llegando séptimo, mientras Hamilton gana en China
Carlos Sáinz brilla llegando séptimo, mientras Hamilton gana en China
Carlos Sáinz brilla llegando séptimo, mientras Hamilton gana en China
Vettel y Verstappen completaron el podio y Alonso abandonó cuando era octavo

Carlos Sáinz brilla llegando séptimo, mientras Hamilton gana en China

Carlos Sáinz es un piloto espectacular, y al mismo tiempo, no lo es. Lo es en el sentido de su enorme calidad, y no lo es si pensamos en un conductor agresivo, que ofrezca "espectáculo" en sus acciones. En China hizo una demostración de talento tras irse inicialmente a la hierba, acertó junto con su equipo en la estrategia, eligiendo neumáticos superblandos, y mantuvo un gran ritmo entre los primeros cuando tenía que hacerlo. Va a dar mucho que hablar, aunque no haga ruido.

La carrera de China llegó, tal y como habían anunciado los meteorólogos, con lluvia. La pista mojada marcó los primeros giros de la carrera y condicionó la estrategia de todos. Hamilton se mantuvo primero en la salida mientras Alonso remontaba del 13º al 9º. Por detrás, Pérez y Stroll chocaban y el novato terminaba así la carrera de China. Y en la vuelta 5  era Giovinazzi el que calcaba su accidente de ayer en la Q2 y estampaba el coche contra las protecciones. Con el coche de seguridad en pista, y ésta secándose, la duda estaba en entrar o no en boxes y decidir qué neumáticos poner. Mientras Hamilton acertaba con el momento y seguía primero, Vettel se colocaba tras Ricciardo y el compañero del de Ferrari Kimi Raikkonen. La pesadilla para el alemán acababa de comenzar, mientras los españoles eran séptimo (Alonso) y octavo (Sáinz). El de Toro Rosso estaba en su mejor momento posible mientras lo de Alonso rozaba lo increíble teniendo en cuenta las debilidades de McLaren

Vettel se dejaba la carrera detrás de su compañero, incapaz de adelantar a Ricciardo. Esta temporada no es tan fácil adelantar, y el DRS no resultó eficaz para esta maniobra salvo en coches muy dispares en rendimiento. Entre motores similares, la manera de adelantar consistía en cruzarse en una curva, frenando más tarde, y bloqueando alguna rueda si era preciso, para intentar salir por delante del otro coche. Así lo hizo Sáinz con Alonso, y cuando éste intentó devolverle el adelantamiento terminó en la hierba. Y ahí se rompió el frágil McLaren, con un problema que no era de motor, pero que Alonso achacó a una pretemporada prácticamente nula que ha impedido probar los componentes del coche. El del compañero del asturiano ya estaba en boxes por un problema de suministro de combustible. McLaren sigue, definitivamente en pretemporada. 

Para cuando, mediada la carrera, Vettel logró superar a Raikkonen, Hamilton ya había puesto más de diez segundos de diferencia, y solo tuvo que mantener el ritmo del alemán hasta el final para evitar que se acercara. Bottas realizó una gran remontada tras un trompo en el arranque que le envió a la cola del grupo y terminó sexto. Verstappen supo hacer las cosas muy bien y logró ser tercero, aunque el desgaste de neumáticos estuvo a punto de dejarle fuera del podio en las últimas curvas cuando su compañero Ricciardo se le echaba encima. Kimi Raikkonen, sucesor de Massa en Ferrari, era quinto en una nueva carrera gris del finlandés, en un capítulo más de la Scuderia y su tendencia a mantener segundos pilotos poco agresivos con el líder, en este caso Vettel, con Massa Schumacher y Alonso. Si los italianos quieren volver a ser campeones del mundo, necesitarán un “segundo” piloto con más ganas de las que demuestra Raikkonen para incordiar siempre que pueda a Hamilton y Bottas. 

Hamilton y Vettel se saludan al acabar la carrera (Foto: @MercedesAMGF1)

El Mundial mantiene en cabeza un empate entre Hamilton y Vettel (una victoria y un segundo puesto para cada uno) que se deshará forzosamente dentro de solo una semana, en Báhrein.

Foto de portada: @ToroRossoSpy

 

Scroll al inicio
Ir al contenido